icon

El escándalo de "Cuties", la película de Netflix acusada de sexualizar niñas

En tiempos de streaming los escándalos al parecer llegan antes de los estrenos. Esto es lo que sucedió con "Cuties" o "Guapis", una de las últimas películas que llegó a Netflix en septiembre pero que se había dado a conocer anteriormente en el Festival de Sundance en enero. La concepción de la película fue destruida hasta por políticos republicanos por supuestamente sexualizar a niñas. Aunque todavía no la habían visto. 

"Cuties", la película que causó un escándalo antes de llegar a Netflix.

La sexualización de niñas y niños en una realidad en Hollywood, basta con mirar a Millie Bobby Brown, la actriz de Stranger Things que tiene 16 años pero que las marcas para las que trabaja y las alfombras rojas la reciben con un estilo que podría pasar por una mujer de 25 años. Aunque es un problema que no siempre se cuestiona salvó que este plasmado en una película y que una gran parte de la sociedad ponga el ojo sobre el tema. 

Esto fue lo que sucedió con "Cuties", mejor dicho: "Mignonnes" , en francés ya que ese es su origen de la mano de la directora franco-inglesa, Maïmouna Doucouré. La película muy alabada por los críticos se estrenó en enero 2020 durante el Festival de Cine de Sundance y hasta ganó el premio a mejor dirección. Tal es así que los ejecutivos de Netflix decidieron comprar los derechos de distribución y agregarla a su catálogo el pasado 09/09. Sin embargo no manejaron el tema correctamente. 

Todo comenzó cuando se dio inicio a la campaña de marketing cuando la compañía de streaming publicó su poster: una foto de niñas de 11 años en poses un tanto sexys para su edad. Lo que en consecuencia decantó en una ola de críticas provenientes de las redes sociales ya que en primer lugar el poster daba un mensaje completamente distinto al francés. Y por otro lado despertaba furia de los usuarios conservadores y republicanos.

Aunque todo tomó un nivel más amplio cuando se involucró QAnon, la teoría conspirativa de extrema derecha que sostiene que hay una trama secreta y profunda que intenta desestabilizar el estado del presidente Donald Trump y en consecuencia llevarse el orden social. Allí comenzaron una serie de teorías conspirativas, amenazas a muerte a la directora y la intervención de políticos del ala Trump como Ted Cruz, el senador de Texas. 

Luego de la expansión de la temática y casi boicot de la película, Netflix pidió perdón por el poster y por la forma en que había descripto la película teniendo en cuenta que de acuerdo a muchos expertos del cine, lo que hace "Cuties" justamente es criticar a estas prácticas al fin y al cabo. El gran problema es que todos los que criticaron la película y hasta se atrevieron a a amenazar a los creadores no la habían visto todavía. 

"Lamentamos profundamente las ilustraciones inapropiadas que usamos para Mignonnes / Cuties. No estaba bien, ni era representativo de esta película", escribieron en la cuenta oficial de Netflix Estados Unidos en Twitter.  El escándalo acabó con más de 200.000 tweets con el hashtag #CancelNetflix  que se convirtieron en el tema de mayor tendencia y una petición de Change.org para la cancelación de la película.