icon

¿Qué hacer si se rompe un termómetro de mercurio?

A pesar que el uso de estos dispositivos disminuye año a año reemplazándose por las versiones digitales, aún están presentes en muchos hogares argentinos. 

En Argentina está prohibida la fabricación, exportación e importación de termómetros de mercurio desde enero de este año.

Desde el 1° de enero de este año está prohibida la fabricación, importación y exportación de termómetros de mercurio y otros productos que contienen el metal en Argentina.

La resolución de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación concretó el compromiso del país con los tratados internacionales que buscan reducir las emisiones de mercurio.

No obstante estos medidores de temperatura son frecuentes y aún está permitido tenerlos en el hogar. A diferencia de las nuevas versiones digitales, aquellos pueden ser dañinos si se rompen y el metal sale del envase.

Por eso, ante el accidente se recomienda:

Alejar a los niños de la habitación, lo mismo para las mascotas

# Ventilar el ambiente

# No aspirarlo ni barrerlo ya que las partículas se desparraman

# No tirarlo en desagües

# Si se pisó, retirar el calzado para limpiarlo y no seguir pisando el suelo

# Si se derramó sobre superficies absorbentes como telas, se deben desechar el fragmento

# No utilizar productos de limpieza

# Quitarse anillos y pulseras porque puede adherirse allí

 

En síntesis, el procedimiento sugerido ante la ruptura es:

- Colocarse guantes de latex

- Con una goma o cartón barrer el líquido para introducirlo en la bolsa.

- Luego juntar los fragmentos restantes con un gotero. 

- Adicionalmente se recomienda pasar una cinta adhesiva por toda la superficie afectada. Es importante realizar los procedimientos con cuidado porque el mercurio puede haberse desplazado por toda la habitación.

- La bolsa con los residuos debe estar etiquetada y ser desechada en el sitio que la administración local indique. 

- Si se considera necesario, llamar a bomberos, a Toxicología o al Municipio para recibir asesoramiento.

 

Alternativas

El mercurio es un metal pesado líquido e inodoro a temperatura ambiente. Sin embargo emitido al ambiente es un contaminante nocivo. En las personas puede generar alteraciones permanentes en el sistema nervioso, sobre todo en niños.

Por eso, actualmente se recomienda disminuir su uso y optar por otras alternativas disponibles. Los termómetro digitales láser son los más fáciles de usar y seguros, ya que no implican el contacto físico.

Pero también son caros, por lo que generalmente se sugiere optar por los digitales tradicionales y higienizarlos como corresponde.