icon

Clausuraron el Zoo de Luján

El cierre total preventivo se dictaminó luego de que el establecimiento no presentara los requerimientos que Control y Monitoreo Ambiental de la Nación le exigió. 

El zoológico tiene 15 hectáreas y es conocido porque dejaba a los visitantes entrar a las jaulas y tocar a los animales.

Hace dos semanas se pidió al Zoo de Luján que presente un plan de reconversión y adecuación a la ley para poder seguir funcionando. 


Luego de la inacción de los propietarios, el Ministerio de Ambiente se presentó como querellante en la causa que investiga múltiples denuncias de maltrato animal. 

Ayer el gobierno nacional clausuró el predio y el titular de la cartera de ambiente, Juan Cabandié, festejó la medida en sus redes sociales. 

A la Reserva Zoo Luján S.R.L. se le pedía un inventario de los animales, ya que se observaron inconsistencias en las declaraciones del personal faunístico. 

Desde hace varios años la institución es denunciada por proteccionistas, trabajadores y organizaciones por casos de maltrato animal. En febrero ya le habían clausurado las jaulas de leones, tigres, guacamayos y elefantes porque permitían el ingreso de visitantes, penado por la Ley provincial 12238.