icon

Descubren que la tinta de tatuajes podría detectar cáncer

Estas sustancias no tóxicas tienen "propiedades ópticas" que podrían ayudar iluminando las células cancerosas durante resonancias magnéticas y otros estudios de chequeos. 

Los tatuajes ya no tendrían solamente una finalidad estética sino de salud.

La prevención y la detección temprana son los principales desafíos de la medicina moderna. En casos de cáncer, un diagnóstico en las primeras etapas es decisivo. 


En este contexto, una reciente investigación probó la utilización de las mismas tintas que se utilizan comúnmente para tatuajes o alimentos pero en este caso para colorear células cancerosas en resonancias magnéticas. 

Sucede que las partículas de tinta se pegan fácilmente a las nanopartículas con las que se rastrea el cáncer, lo que colaboraría a que sean más visibles. 

El descubrimiento publicado en la revista Biomaterials Science es prometedor porque la sustancia no es tóxica para el cuerpo, sino que los órganos involucrados tendrían la capacidad de metabolizarla. 

Los científicos del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos) creen que podría ser un apoyo a los métodos estándar de análisis. Por ejemplo en el caso de una endoscopia, además de observar el colon y los posibles pólipos, podría verse si tienen células malignas. En ese caso particular se ahorraría el paso de realizarle una biopsia al pólipo. 

"Proporcionar a los médicos nuevos agentes de diagnóstico por imágenes para ayudar a detectar el cáncer con mayor sensibilidad y especificidad tiene el potencial de mejorar significativamente los resultados de los pacientes", afirman en la introducción al estudio.