icon

Volvieron los incendios al Delta

Sumado a los daños irreversibles en la fauna y la flora, se advierte que el humo presente en el aire empeora la situación de enfermos con COVID con síntomas respiratorios.

Casi 200 mil hectáreas fueron consumidas por los incendios de los últimos meses en el Delta del Paraná.

Luego del alivio de las últimas semanas en las provincias afectadas por el fuego, el fin de semana se registraron nuevos focos en Entre Ríos y Santa Fe. 

Aunque no se cuentan con datos oficiales, ONGs afirman que los fuegos estarían situados sobre todo en islas frente a Villa Constitución, Puerto Gaboto y Rosario. 

Esta vez, fueron usuarios de las redes, civiles y la Multisectorial por los Humedales las que visibilizaron que el problema sigue latente. 

El sábado Greenpeace llevó a cabo una movilización virtual para exigir la Ley de Humedales, que hasta el momento sólo tuvo lugar en charlas informativas en Diputados y una en el Senado. 

Las organizaciones ambientalistas piden ser involucrados en la redacción de la norma para que no deje vacíos legales que finalmente les den permisos al agronegocio. 

Al mismo tiempo el humo sigue llegando a las ciudades, poniendo en mayor riesgo a los enfermos con COVID con síntomas respiratorios.