icon

El Pentágono teme por sus F-35 y la industria automotriz de Occidente por su futuro

Molycorp, el único productor importante de tierras raras en USA, quebró bajo el peso de una deuda de US$ 1.700 millones, y USA quedó casi totalmente dependiente de China para el suministro de 17 elementos metálicos integrados en la mayoría de los productos de alta tecnología, desde turbinas eólicas hasta vehículos eléctricos y aviones de combate F-35. Enorme debilidad estratégica que asume el desafío de Donald Trump a Xi Jinping.

Las tierras raras, los 15 elementos lantánidos de la tabla periódica, más escandio y e itrio, se han convertido en una parte integral de la vida moderna. Más del 90% de los vehículos híbridos y eléctricos utilizan imanes de tierras raras en sus motores, mientras que cada avión de combate F-35 requiere 420 libras (190,5 Kgs.) de materiales de tierras raras.

17 elementos vitales para sostener la tecnología del siglo 21, pero el 80% del suministro depende de China.

Han pasado cinco años desde que los camiones gigantes que transportaban mineral alrededor de la mina Mountain Pass en el desierto de Mojave de California se quedaron en silencio. "Ciertamente hemos aprendido que un solo punto de falla en la cadena de suministro global para cualquier cosa crítica es un desafío significativo", dice James Litinsky, director ejecutivo de MP Materials, quien agrega que las tierras raras son esenciales para millones de trabajos futuros en alta -sectores tecnológicos.

El Pentágono necesita que resucite Mountain Pass, hasta los años '80 el mayor productor mundial de 'tierras raras', porque de lo contrario, por ejemplo, no podrán volar los Lockheed Martin F-35 Lightning II. 

Dato N°1: Se llama 'tierras raras' a 17 elementos químicos: escandio, itrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio).

Dato N°2: No son elementos 'raros' porque el cerio, el itrio y el neodimio son abundantes. Son "raras" porque es infrecuente encontrarlos en una forma pura. 

Dato N°3: No es 'tierra' tal como conocemos a la superficie de la corteza terrestre.

Alerta en el Pentágono

La interrupción de las cadenas de suministro durante la pandemia covid-19 encendieron todas las alarmas en USA y otras naciones que dependen hoy del suministro vital de China.

El Pentágono acordó financiar a MP Materials, una empresa respaldada por capital privado, que compró la mina por US$ 20,5 millones en 2017 y reinició las excavaciones, para diseñar la primera instalación en USA de procesamiento en el sitio de tierras raras pesadas. 

El Pentágono también respalda un proyecto similar en Texas, propuesto por la empresa australiana Lynas.

USA tiene un enorme temor de que China pueda interrumpir la producción de equipamiento bélico y otras industrias si se cortara el suministro de tierras raras. 

En julio, el Pentágono le asignó US$ 29 millones a Urban Mining Company en Texas, que fabrica imanes de tierras raras mediante el reciclaje de desechos electrónicos.

La amenaza de Beijing de sanciones a la empresa Lockheed Martin ha agregado urgencia a los esfuerzos para romper el dominio de China sobre la industria. 

China controla 80% del suministro mundial de tierras raras, y una proporción aún mayor de la fabricación de potentes imanes de tierras raras, industrias con un valor combinado de US$ 13.000 millones al año. 

La Administración Trump destinó en total US$ 209 millones en fondos públicos para promover el sector, incluyendo el financiamiento para MP Materials.

Otros preocupados

También la Comisión Europea trabaja en una estrategia de materias primas para obtener o una alternativa a China o un autoabastecimiento. 

Australia, que posee 15% de los depósitos de 'tierras raras' del mundo, se ha asociado con el gobierno estadounidense para obtener nuevos depósitos y apoyar a los participantes del mercado. 

Y Rusia ha presentado un plan de 'tierras raras' de US$ 1.500 millones para seducir a inversores con exenciones fiscales y préstamos baratos.

Pese al colapso de Molycorp, MP Materials afirma que cotizará en breve, antes que arranque 2021, en la Bolsa de Valores de Nueva York a través de Fortress Value Acquisition Corp (FVAC), un vehículo de adquisición de propósito especial.

Su objetivo es recaudar US$ 500 millones para financiar una expansión. FVAC está patrocinado por filiales de Fortress Investment Group, propiedad de SoftBank, de Japón. 

Un colectivo de mineros y procesadores de 'tierras raras' más pequeños en USA, Australia y otros países, también buscan recaudar miles de millones de dólares para producir neodimio, praseodimio (NDPR) y otros óxidos y metales de 'tierras raras'.

Ahí vienen los chinos

El dominio de China en la cadena de suministro va desde la minería hasta la fabricación de imanes y el montaje de vehículos eléctricos.

“El riesgo de inversión en cualquiera de estos proyectos es muy elevado”, advierte Jeffrey Wilson, director del Centro Perth-USAsia de la Universidad de Australia Occidental. 

“Los productores estatales chinos pueden hacer el truco [del petróleo] saudí”, dice, y agrega: “Abren los grifos, inundan el mercado, el precio del disprosio se desploma, el nuevo participante desaparece y luego han restablecido su monopolio", advierte Wilson.

Es una minería contaminante, muy compleja y cuyos precios lo fijan los chinos, por volumen. 

Cuando Beijing recortó, en forma inesperada, las cuotas de exportación de 'tierras raras' en 2010, los precios se cuadriplicaron.

Algo más: sin el Estado, imposible que funcione el negocio de privados en la producción de 'tierras raras'.

Lynas

Lynas envía mineral desde su mina Mount Weld, en Australia Occidental, a una planta de 1.000 millones de dólares australianos (US$ 730 millones) en Malasia, para su procesamiento en neodimio y praseodimio, ingredientes clave en imanes de 'tierras raras'. 

En julio, obtuvo una financiación inicial del Pentágono para diseñar una planta en Texas, en una UTE (unidad transitoria de empresas) con la estadounidense, Blue Line. El objetivo es procesar disprosio y terbio, que solo pueden procesarse en China.

“Fuera de China hay muy poca experiencia. Somos la única empresa en las últimas 2 décadas que ha aumentado con éxito, el procesamiento preliminar de tierras raras y los óxidos separados”, dice Amanda Lacaze, directora ejecutiva de Lynas. 

"Nuestra propiedad intelectual interna es de lo más valioso que tenemos", recuerda.

Lacaze espera que haya más fondos gubernamentales disponibles para construir, y no solo diseñar, una planta en Texas.

Un número creciente de expertos sugiere que la financiación pública es la única forma de construir una cadena de suministro fuera de China. 

Compitiendo con los chinos, Lynas sólo reportó ganancias en 2 de los últimos 6 ejercicios. 

Incluso tuvo que ser rescatada en 2016 por Japan Oil, Gas & Metals National Corp., una empresa japonesa de propiedad estatal.

“No existe una solución de mercado libre para este problema [de una cadena de suministro no china] sin un respaldo gubernamental inicial significativo”, dice Dylan Kelly, analista de Ord Minnett, en Sydney. “Un proyecto necesita 10 años y más de US$ 1.000 millones para ponerse en marcha y no hay garantía de éxito".

La Gran Visión

En 1990 Beijing declaró a las 'tierras raras' como un mineral "estratégico". En 1990, China tenía el 27% del mercado. Ahora, el 80%.

En el año 2000, de visita en Baotou, Mongolia Interior, el entonces presidente chino Jiang Zemin declaró que el objetivo de China era "mejorar el desarrollo y la aplicación de las 'tierras raras, y transformar la ventaja de los recursos en superioridad económica ”. 

Cuando la guerra comercial entre Washington DC y Beijing se intensificó en 2019, el presidente Xi Jinping visitó un fabricante de imanes de 'tierras raras' en la provincia de Jiangxi, enviando un mensaje subliminal a todo Occidente.

En la estrategia Made in China 2025, Beijing está presionando para crear una cadena de suministro integrada en minería, imanes y fabricación de alta tecnología. 

“Quieren producir el 50% de los vehículos eléctricos del mundo y el 50% de los vehículos híbridos del mundo para 2025”, dice Dudley Kingsnorth, profesor de la Universidad Curtin en Perth. "Si tiene éxito, diezmará la industria automotriz en Europa, América del Norte y Asia".

En concreto: hoy no hay futuro para la industria automotriz a energía eléctrica sin 'tierras raras'.

Un largo camino

El fundador del fondo de cobertura JHL Capital se asoció con el grupo de inversión estadounidense QVT Capital y Shenghe Resources, que cotiza en Shanghai, para comprar la mina en 2017, donde está MP Materials.

Reiniciaron la minería en 2018, pero tienen que enviar el mineral a China para su procesamiento. Necesita dinero para reiniciar la planta de procesamiento suspendida en la mina de California, objetivo para 2022, y luego desarrollar la capacidad de producir metales e imanes.

¿Habrá suficiente tiempo disponible?

James Kennedy, presidente de Three Consulting, dice que la geoquímica del depósito de Mountain Pass no permite a MP Materials producir a escala comercial las 'tierras raras' pesadas, tales como el terbio y el disprosio, necesarias para los imanes de grado militar en el F35 o los drones. 

Luego agrega que la participación del 9,9% de Shenghe Resources en MP Materials no es consistente con el objetivo de construir una cadena de suministro sin China.

Por ese motivo el Pentágono pausó brevemente su decisión de financiar a MP Materials y Lynas.

"El viento político que sopla en contra de MP es la posición minoritaria china", dice Wilson. "La pregunta es: ¿puede el Pentágono financiar un gran estudio técnico sobre cómo separar las 'tierras raras' de USA cuando cada pieza de información se remitirá directamente a un competidor chino?".

Aplicaciones de las 'tierras raras'

Escandio: Aleaciones ligeras de aluminio y escandio para componentes aeroespaciales, aditivo en lámparas de halogenuros metálicos y lámparas de vapor de mercurio, agentes de rastreo radioactivo en refinerías de petróleo.

Itrio: Láseres de granate de itrio y aluminio, usados en la industria de television (se hace añadiendo europio), superconductores de alta temperatura, filtros de microondas granate de hierro e itrio, Bombillas de bajo consumo (parte del revestimiento de fósforo blanco trifósforo en tubos fluorescentes, CFL y CCFL, y revestimiento de fósforo amarillo en LED blancos),​ bujías, camisas incandescentes, aditivos para el acero, tratamientos contra el cáncer.

Lantano: Vidrio de alto índice de refracción y resistente a álcalis, pedernal, almacenamiento de hidrógeno, electrodos de batería, lentes de cámara, catalizador de craqueo catalítico de fluidos para refinerías de petróleo.

Cerio: Agente oxidante químico, polvo para pulir, colores amarillos en vidrio y cerámica, catalizador para hornos autolimpiables, fluido catalizador de craqueo catalítico para refinerías de petróleo, pedernales de ferrocerio para encendedores.

Praseodimio: Imanes de tierras raras, láseres, material de núcleo para lámparas de arco de carbono, colorante en vidrios y esmaltes, aditivo en vidrio de didimio utilizado en gafas de soldadura,​ pedernales de ferrocerio para encendedores.

Neodimio: Imanes de tierras raras, láseres, colores violeta en vidrio y cerámica, vidrio de didimio, condensadores de cerámica, motores eléctricos de automóviles eléctricos.

Promecio: Batería nuclear, pintura luminosa..

Samario: Imanes de tierras raras, láseres, captura neutrónica, masers, barras de control de reactores nucleares.

Europio: Fosforesentes rojos y azules, láseres, lámparas de vapor de mercurio, lámparas fluorescentes, agentes de relajación RMN.

Gadolinio: Vidrios o granates de alto índice de refracción, láseres, tubos de rayos X, memorias de computadora, captura neutrónica, agente de contraste para resonancia magnética, agente de relajación para resonancia magnética, aleaciones magnetoestrictivas como el Galfenol, aditivo para acero.

Terbio: Aditivo en imanes a base de neodimio, fosforesentes verdes, láseres, lámparas fluorescentes (como parte del recubrimiento de fósforo de tribanda blanca), aleaciones magnetoestrictivas como el terfenol-D, sistemas de sonar navales, estabilizador de pilas de combustible.

Disprosio: Aditivo en imanes a base de neodimio, láseres, aleaciones magnetoestrictivas como el terfenol-D , unidades de disco duro.

Holmio: Láseres, estándares de calibración de longitud de onda para espectrofotómetros ópticos, imanes.

Erbio: Láseres infrarrojos, acero de vanadio, tecnología de fibra óptica.

Tulio: Máquinas portátiles de rayos X, lámparas de halogenuros metálicos, láseres.

Iterbio: Láseres infrarrojos, agentes reductores químicos, bengalas, acero inoxidable, galga extensiométrica, medicina nuclear, monitoreo de terremotos.

Lutecio: Tomografía por emisión de positrones, detectores de escaneo PET, vidrio de alto índice de refracción, tantalato de lutecio para fosforescentes, catalizador utilizado en refinerías, bombilla LED.