icon

Curiosa historia del contratista empleador del agente secreto

¿Verdadero o Falso que Cabo Verde se encuentra a las vísperas de extraditar al colombiano Alex Saab, tan conocido en Venezuela? Lo cierto que, para el día-a-día de los venezolanos más importante es el faltante de combustible para los vehículos. Por cierto que resulta insólito que un país con petróleo y petrolera estatal carezca de capacidad de extracción y refinado pero hace tiempo que en Venezuela ocurren situaciones inexplicables. Por lo pronto, arribó un buque cisterna iraní identificaco como Honey, con unos 2 millones de barriles de gas condensado, según la empresa Tanker Trackers, que atracó en el complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui. Dicen que el contenido va para Caracas y otros buques en camino serán para atender el resto del país. En tanto, continúa el juego conspirativo interminable entre gobierno y opositores, todos aspirantes a James Bond 007.

Un “espía” estadounidense, además de 7 venezolanos detenidos, entre ellos un militar, serán imputados por “terrorismo” tras ser vinculados a un supuesto fallido atentado contra instalaciones petroleras, anunció este lunes el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab -que no es Alex Saab-, informó los detalles de la captura del ciudadano estadounidense Matthew John Heath, quien presuntamente llevaría "actividades de sabotaje y de desestabilización" en el país sudamericano.

Según el titular del Ministerio Público, Heath era uno de los agentes estadounidenses contratados para ingresar a Venezuela, a través del eje fronterizo de la Guajira colombiana, para "obtener información estratégica" del Complejo Refinador de Amuay, "con el fin de ejecutar posibles acciones de sabotaje".

En las instalaciones han ocurrido incendios el 25/08/2012, el 29/12/2017, el 11/10/2018 y el 20/09/2019.

¿Está funcionando ese complejo refinador? Porque la última vez que se tuvo noticias de Amuay estaba al 10% de su capacidad instalada, se dijo.

Nicolás Maduro ya había mencionado que Heath fue arrestado el 10/09 “espiando en el estado Falcón las refinerías de Amuay y de Cardón”.

Maduro indicó que la captura del presunto espía ocurrió luego de descubrirse un supuesto plan para generar una explosión en la refinería de El Palito, del estado centro costero de Carabobo.

Aquí la pregunta: ¿Acaso se intenta vincular la escasez actual de combustible con la posible acción terrorista extranjera?

Saab le adjudicó a Heath (¿estarán seguros que su identidad es Heath? Con frecuencia los supuestos ejecutores de sabojates no utilizan su verdadera identidad) la intención de cometer ataques contra unidades militares en los estados de Zulia y Falcón, y el tráfico ilícito de drogas desde Colombia hacia Aruba, usando el territorio venezolano "para apuntalar la campaña de descrédito y agresión impuesta por el Gobierno estadounidense."

En declaraciones difundidas por la TV estatal, el funcionario informó que a Heath le localizaron en un bolso “una moneda que lo vincula con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense”.

También se dijo que trabajó para la “contratista de mercenarios MVM cumpliendo misión en Irak desde el año 2006 al año 2016”, y que se desempeñó como “operador de comunicaciones en base secreta de la CIA”.


Dario O. Marquez, Jr., ex agente del Servicio Secreto estadounidense, y otros 2 ex agentes no identificados, cofundaron MVM en 1979. 

En los años '80, el Departamento de Estado le otorgó a MVM un contrato para suministrar Guardias Estadounidenses Autorizados (CAG) a las embajadas de USA en todo el mundo. 

En los años '90, MVM se convirtió en la 1ra. empresa privada estadounidense en proteger a un jefe de Estado extranjero en su propia tierra: Jean-Bertrand Aristide.

Después de los ataques del 11S, MVM recibió contratos tanto del Ejército como del Departamento de Justicia y agencias incorporadas al Departamento de Seguridad Nacional.

Desde 1984 hasta 2015, Márquez fue el presidente y director ejecutivo de la empresa con sede en Ashburn, Virginia, USA. 

En 2015, Márquez vendió su participación en MVM a su hijo, Kevin Márquez, ex director de Operaciones de la empresa.

En 2020, MVM tiene varios contratos con el Departamento de Justicia, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el Departamento de Estado, el Servicio de Alguaciles de USA, el sistema de Escuelas Públicas de Washington, DC y la Oficina Federal de Investigaciones o FBI.

Días atrás, MVM protagonizó un nuevo escándalo por el alquiler y administración de hoteles por cuenta y orden de ICE para alojar a cientos de niños migrantes como parte de un nuevo sistema secreto, en el marco de la pandemia, para la expulsión del país de los menores de edad.

El ICE defendió la práctica en documentos judiciales, argumentando que están protegiendo la seguridad de los niños bajo custodia mientras siguen las nuevas pautas de salud pública.

Documentos judiciales obtenidos por CNN revelan que detener a niños en hoteles se ha vuelto cada vez más común durante la pandemia de coronavirus, y esos hoteles los gestiona MVM. 

Según documentos judiciales recientes, más de 25 hoteles en 3 estados (Arizona, Texas y Louisiana) se están utilizando actualmente para detener a niños inmigrantes.

Ahora bien, ¿tiene algo que ver MVM con Venezuela?

Equipo

Heath fue arrestado junto con el sargento mayor de la Guardia Nacional, Darwing Urdaneta, Marcos Garcés, y Daeven Rodríguez, conductor del vehículo. 

A los 3 venezolanos se les imputaron los delitos de traición a la patria, terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación.

También Ivonne Coromoto Barrios Finol, propietaria del vehículo; Leobaldo Antonio Gutiérrez, Andry Ramón Finol y Asterio José González García.

Saab precisó que el vehículo en el que se trasladaban los detenidos se incautó:

** 1 lanzagranadas AT4, calibre 84 mm.
** 1 subametralladora modelo UZI, calibre 9 mm.
** 4 piezas rectangulares de presunto material explosivo C-4.
** Dinero en moneda extranjera.
** 1 teléfono satelital y 3 celulares.
** 1 cachucha con el logo de un organismo de seguridad del Estado venezolano.

Según el fiscal general, Heath no llevaba consigo un pasaporte con ingreso formal al país y solo tenía una fotocopia del documento escondida dentro de un zapato. Además, tenía un teléfono satelital con fotografías de instalaciones petroleras y militares de Zulia y Falcón.