icon

La vacuna de Oxford-AstraZeneca mantiene su fecha de lanzamiento objetivo

El laboratorio pausó los ensayos el martes pasado tras advertir efectos adversos en un voluntario. La vacuna está en fase III y será fabricada en parte en Argentina. 

El martes pasado se pausaron los ensayos de la vacuna luego de registrar efectos adversos en uno de los voluntarios.

El mundo entero fijó sus miradas en el desarrollo de las vacunas contra la COVID-19 como la solución y salida de la pandemia. Entre ellas, la creada entre la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca fue objetivo de críticas y especulaciones esta semana. 


Muchos se arriesgaron a decir que, debido a la pausa por efectos adversos en un paciente británico, no estará lista en su fecha objetivo. Pero la compañía salió a desmentir tales afirmaciones y confirmó que para fines de este año y comienzos del 2021 podrá estar terminada. 

Pascal Soriot, el director ejecutivo de AstraZeneca, afirmó que "podríamos tener una vacuna para fines de este año, a principios del próximo" y sugirió que dependerá en gran parte de las regulaciones y aprobaciones. 

En una conferencia organizada por Tortoise Media, Soriot buscó trasmitir tranquilidad y explicó que son comunes las pausas por "eventos adversos", pero que "la diferencia es que el mundo entero nos está mirando".

A pesar que la empresa no confirmó el síntoma adverso en uno de los voluntarios, algunos medios como el New York Time creen que fue mielitis transversa, una enfermedad inflamatoria de la médula espinal. 

El laboratorio ya había comunicado que "en AstraZeneca ponemos la ciencia, la seguridad y los intereses de la sociedad en el centro de nuestro trabajo. Esta pausa temporal es una prueba viviente de que seguimos esos principios, mientras un comité de expertos independientes evalúa un solo evento en uno de nuestros sitios de prueba". 

Un comité independiente será el encargado de dictaminar cuándo puede reanudarse el proyecto.