icon

Aprueban un tratamiento innovador para la depresión que actúa en horas

La ANMAT autorizó un spray nasal para administrar en personas que no responden efectivamente a los tratamientos tradicionales de depresión. ¿Cómo funciona y cómo se aplica?

Según la OMS en el mundo hay 300 millones de personas con depresión y uno de cada tres no responde a los fármacos tradicionales.

Una de cada tres personas no responde eficazmente al tratamiento convencional para la depresión. Por eso se aprobó en Argentina un spray nasal que promete ayudar a aquel tercio restante para quienes aún no había solución. 

Elaborada con base en la esketamina, se trata de una terapia que la FDA había caracterizado como Innovadora en 2013 y aprobado para administrarse desde el año pasado en Estados Unidos.

A micro escala, el fármaco modula la recepción del glutamato, que es un neurotransmisor que restaura conexiones sinápticas. En concreto, ayuda a establecer y fortalecer conexiones neuronales que se encontraban disminuidas en los pacientes y en efecto optimiza los efectos de la terapia.  

De esta forma, suministrado junto a medicamentos orales mejora la condición del sujeto y previene recaídas a largo plazo.

Esta característica lo diferencia de los tratamientos estándar que trabajan principalmente sobre la serotonina, noradrenalina y la dopamina.

Otra de las mayores ventajas del spray es que los efectos son visibles a las pocas horas, mientras que los psicofármacos convencionales demoran semanas. 

Previamente se había diseñado una versión en inyecciones, pero se perfeccionó el formato a spray.

Para prevenir adicciones o malos usos, en Argentina no se podrá adquirir en farmacias sino que el paciente deberá asistir a un centro dónde se aplicará el spray dos veces por semana al principio, y luego a menor frecuencia.