icon

La UE le teme a las stablecoins: Muestra la debilidad del euro

Cinco países de la Unión Europea pidieron a la Comisión Europea que elabore una regulación estricta para las monedas digitales respaldadas por activos, como las denominadas 'stablecoins', para proteger a los consumidores y preservar la soberanía estatal en la política monetaria.

La UE está recibiendo quejas de cinco países por la no regulación de las stablecoins debido a que aseguran que puede perjudicar a la soberanía monetaria.

Los ministros de finanzas de Alemania, Francia, Italia, España y los Países Bajos dijeron en una declaración conjunta hoy 11/9 que no se debe permitir que las monedas estables operen en la Unión Europea hasta que se haya decidido sobre los desafíos legales, regulatorios y de supervisión.

Las criptomonedas estables son un tipo de criptomoneda que a menudo es respaldada por activos tradicionales, esto significa que cuanto más demanda hay, aumenta la oferta para que el precio se mantenga siempre igual. Facebook hizo llamar la atención de la UE cuando le año pasado comenzó con sus planes con Libra, su moneda digital estable.

Algunos bancos centrales y reguladores financieros, preocupados de que Libra pudiera desestabilizar la política monetaria, facilitar el lavado de dinero y erosionar la privacidad, amenazaron con bloquearlo y esto hizo que el proyecto se haya retrasado y remodelado.

El marco regulatorio de la UE para las monedas estables debería preservar la soberanía monetaria del bloque y abordar los riesgos para la política monetaria, además de proteger a los consumidores, dijeron los cinco países en un comunicado emitido al margen de una reunión más amplia de funcionarios europeos en Berlín.

Se espera que la Comisión Europea presente sus propuestas para regular las stablecoins a finales de septiembre de este año.

"Todos estamos de acuerdo en que nuestra tarea es mantener estable el mercado financiero y asegurar que lo que es una tarea para los estados siga siendo una tarea para los estados", dijo el ministro de Finanzas alemán Olaf Scholz a los periodistas durante una declaración conjunta con sus homólogos.

Scholz dijo que las autoridades deberían tomar un enfoque estricto. Además agregó que esto debería incluir la prohibición de cualquier actividad del sector privado si no se cumplen con los requisitos regulatorios que vendrán.