icon

A 19 años del 11S: ¿Quién derribó las torres gemelas y por qué?

Este episodio precedió a la guerra de Afganistán y a la adopción por parte del Gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada -guerra contra el terrorismo-. Sin embargo hay múltiples estudios que difieren con que Osama Bin Laden haya sido quién comandó el ataque al World Trade Center y algunas teorías son más lógicas incluso que la oficial...

A 19 años del atentado contra las torres te dejamos la versión de Thierry Meyssan, un periodista francés que en su libro 'La Gran Impostura' explicó porqué era imposible que la versión oficial del Gobierno de USA sea real.

A diecinueve años del atentado contra las torres gemelas y el Pentágono, recordamos con algunas fotos y videos lo que fue este suceso que marcó a una generación. Indudablemente si tenes más de 25 años recordarás a dónde estabas el día en que esos dos aviones estrellaron contra las torres. 

Hay algunas teorías conspirativas con respecto a este hecho. La versión oficial es que fue Bin Laden el cerebro de la operación pero con los controles y el poder de una potencia como lo es los Estados Unidos y la forma en que la torre se desploma ¿es posible que haya sido una organización terrorista? ¿es posible que un avión pequeño derrumbe semejante torre?

Thierry Meyssan, un periodista francés, escribió un libro llamado 'La Gran Impostura' con datos específicos donde explicaba distintas cosas, veamos.

En el libro, Meyssan advierte que este hecho fue una especie de 'golpe de estado' a George Bush debido a su negativa con respecto a la invasión en Medio Oriente. Luego del atentado a las torres gemelas y al Pentágono -sede del Departamente de Defensa de USA- Estados Unidos invadió Afghanistán.

Pero hay más...

La aparición de explosivos en las ruinas de las Torres Gemelas da lugar a una lógica en el tipo de desplome que se puede apreciar en vídeos. La Red Voltarie de Thierry Meyssan afirma que "Los atentados del 11 de septiembre de 2011 son el mito fundador que los anglosajones usan para justificar su propia hipertrofia militar. En un mundo en el que ningún Estado busca medirse a ellos, los anglosajones se inventaron un enemigo imaginario e invisible dotado de un poder nunca visto: el terrorismo. Es por lo tanto imposible poner en tela de juicio esta dominación militar global sin entrar a cuestionar la versión gubernamental de los atentados del 11 de septiembre, y la existencia misma de un supuesto complot islámico mundial".

Un Gran Jurado ha sido designado en el distrito sur de Nueva York para analizar la posible ‎presencia de explosivos en las Torres Gemelas del Worl Trade Center el 11 de septiembre ‎de 2001. ‎

La formación del Gran Jurado es resultado de la petición presentada en ese sentido por el Comité ‎de Juristas por una Investigación sobre el 11 de Septiembre (Lawyers Committee for 9/11 Inquiry). Este comité, creado en Nueva York en febrero ‎de 2018, presentó en abril del mismo año una petición de 52 páginas -que incluye 57 elementos ‎de prueba- a la oficina del fiscal del distrito sur de Nueva York. Transcurrido el plazo ‎reglamentario de 6 meses, el fiscal ha designado un Gran Jurado que se encargará de analizar la ‎denuncia. ‎

El Comité de Juristas por una Investigacion sobre el 11 de Septiembre no cuestiona por ahora la ‎versión oficial de los hechos ni se pronuncia sobre la cuestión de los 2 aviones que ‎se estrellaron contra sólo 2 de los 3 edificios destruidos aquel día. Su petición se concentra ‎exclusivamente en la presencia de explosivos en los edificios WTC1, WTC2 y WTC7. ‎

La razón por la cual USA quiere invadir Medio Oriente, afirma Thierry Meyssan, es por la enorme cantidad de recursos que esta zona posee y que indudablemente fue saqueada por los Estados Unidos luego del atentado, hasta ahora.

También afirman que hubo un tercer avión -según la versión oficial- que se estrelló contra el Pentágono. Sin embargo no hay indicios de esto y en los escombros de lo que golpeó contra la sede del Departamento de Defensa no se encontró absolutamente nada. Los más escépticos -y los menos también- aseguran que se trató de un misil teledirigido debido a la imposibilidad de que el avión se haya deshecho con el calor generado, situación que es totalmente ilógica.