icon

Singapur, la nueva tierra prometida

Las empresas de tecnología y servicios financieros más grandes de China están intensificando sus esfuerzos para expandirse en Singapur, ya que las puertas que se cierran de golpe sobre los grupos del continente en USA e India hacen que el centro financiero asiático sea crucial para el crecimiento internacional, explica el diario Financial Times.

El moderno Singapur fue fundado en 1819 por el británico Thomas Stamford Raffles como puesto comercial de la Compañía Británica de las Indias Orientales con el permiso del Sultanato de Johor. El Reino Unido obtuvo la soberanía sobre la isla en 1824 y esta pasó a ser una de las Colonias del Estrecho británicas en 1826. Ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, Singapur declaró su independencia del Reino Unido en 1963 como un estado más de Malasia mediante un referéndum de incorporación, de la que se separó dos años después. Desde entonces la ciudad-estado ha prosperado rápidamente y se ha ganado la distinción de ser uno de los «cuatro tigres asiáticos».

Singapur, territorio de 698 Km2, es el enclave que buscan las empresas chinas para un futuro complicadísimo por el regreso de la 'Guerra Fría'.

** Ant Group, respaldado por Alibaba:
** Haitong Securities, corredor bursátil N°2;
** la división en la nube de Huawei y
** el banco digital WeBank, respaldado por Tencent,

se encuentran entre las empresas que se han acercado a Singapur para intentar adaptarse y hasta integrarse al pequeño Estado.

La Asociación de Gestión de Inversiones de Singapur dijo que había visto tal aumento en el interés que estaba estableciendo un capítulo en China para apoyar y atraer mejor a las empresas del continente.

Singapur, un centro financiero pero también tecnológico en Asia, ha sido durante mucho tiempo una opción popular para las empresas chinas que buscan un trampolín para expandirse internacionalmente. 

Pero las restricciones impuestas a los grupos chinos en India y USA, y con Hong Kong cada vez más susceptible a las fricciones entre China y USA, Singapur es imprescindible para las empresas chinas.

“Singapur se está beneficiando de las tensiones geopolíticas”, dijo Chia Hock Lai, N°1 de la Asociación Fintech de Singapur: la membresía de la organización ha aumentado de 350 grupos en marzo a 780 en septiembre.

“El empeoramiento de la relación comercial y geopolítica [entre Beijing y Washington] en realidad está acelerando el movimiento y desviando la inversión fuera de China”, dijo Chia.

La Autoridad Monetaria de Singapur y la Junta de Desarrollo Económico dicen que no recopilan datos sobre el número de empresas financieras o tecnológicas chinas que se instalan en Singapur.

Carmen Wee, directora de Investment Management Association of Singapore (IMAS), dijo que un atractivo adicional de Singapur para los administradores de activos era la capacidad de llegar al sudeste asiático y su población de más de 650 millones.

“Dada la posición estratégica de Singapur en el sudeste asiático, hemos visto un mayor interés por las firmas chinas de gestión de activos por establecer una presencia en la ciudad”, dijo la Sra. Wee. El IMAS dijo que su número de miembros chinos se duplicó cada año desde 2018.

Chia dijo que las empresas dieron varias razones para su interés en unirse a la SFA. Por ejemplo, Haitong estaba interesado en identificar posibles objetivos de adquisición, dijo. Huawei, que ha estado en Singapur durante casi 20 años, está enfocada en expandir su unidad de computación en la nube para brindar a las empresas inteligencia artificial y servicios en la nube, agregó.

Ant Group tiene una gran presencia en Singapur y el sudeste asiático y está compitiendo por una licencia de banco digital en la ciudad-estado.

Ant Group y Huawei se negaron a comentar, pero personas familiarizadas con su pensamiento dijeron que fueron atraídos por los esfuerzos del gobierno para fomentar la colaboración entre los sectores de tecnología y finanzas de Singapur.