icon

Volkswagen en problemas: Ex CEO será juzgado por fraude

Un tribunal alemán dictaminó que el ex director ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, debe ser juzgado por cargos de fraude en relación con el escándalo de emisiones de diésel de la compañía, en el que vendió automóviles con software que les permitía hacer trampa en las pruebas de emisiones.

El panel de tres jueces en Braunschweig, en la región natal de Volkswagen de Baja Sajonia, dictaminó que los compradores de automóviles sufrieron una pérdida financiera cuando compraron un automóvil sin saber que estaba equipado con software ilegal. El tribunal encontró una "probabilidad predominante" de condena en el cargo de fraude.

En esta fotografía de archivo del 19 de enero de 2017, Martin Winterkorn, exdirector general del fabricante de automóviles alemán 'Volkswagen', llega para ser interrogado en un comité de investigación del parlamento federal alemán en Berlín, Alemania.

Dijo que otros cuatro acusados ​​enfrentarían un juicio por cargos de fraude en relación con evasión fiscal agravada y publicidad ilegal. Las fechas para un juicio público se fijarán más tarde.

Winterkorn renunció a Volkswagen días después de que la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. Anunciara un aviso de infracción el 18 de septiembre de 2015. La compañía había estado usando durante años un software que reconocía cuando los vehículos estaban en los bancos de prueba y activaba los controles de emisión, luego activaba los controles de emisión apagado durante la conducción normal. Como resultado, los automóviles emitieron mucho más que el límite legal de óxido de nitrógeno de EE. UU., Un contaminante que daña la salud de las personas.

Winterkorn también enfrenta cargos penales en Estados Unidos, pero no puede ser extraditado. Volkswagen pagó más de 30.000 millones de euros (33.000 millones de dólares) en multas y acuerdos por el escándalo.

El panel de tres jueces no aceptó todas las acusaciones formuladas por los fiscales cuando acusaron por primera vez a Winterkorn en abril de 2019.Entre otras cuestiones, el tribunal dijo en un comunicado de prensa que no aprobó los cargos de competencia desleal relacionados con la publicidad del vehículo en Estados Unidos. El tribunal también anunció un hallazgo preliminar que rechazó el reclamo de los fiscales de que los acusados ​​deberían devolver sus bonificaciones, diciendo que la empresa, no ellos, eran los beneficiarios financieros de la mala conducta.