icon

Biden todavía arriba de Trump y el tiempo se acaba

"La puerta no está cerrada a la reelección del presidente Donald Trump, pero el tiempo se acaba", advirtió Steven Shepard, columnista de la influyente web Politico. Él agregó: "El Día del Trabajo (lunes 07/09 en USA) marcó el inicio concertado de la campaña hacia las elecciones generales, pero este año viene con un sentido de urgencia mucho mayor para Trump. Debido a los cambios relacionados con el coronavirus en la Administración electoral en todo el país, se espera que más estadounidenses que nunca emitan sus votos a principios de este año, ya sea por correo o en persona".

Las encuestas muestran carreras apretadas en estados como Georgia, Iowa, Ohio y Texas, pero esos estados todavía se apoyan en la columna de Dondlad Trump, por ahora.

En verdad, hubo un inicio no previsto de la etapa final de la campaña electoral, que fue la ruptura entre Donald Trump y un pilar de su Administración, el Pentágono.

El principal general del Ejército, James McConville, tuvo que salir en defensa de sus pares uniformados después de que el presidente Trump los acusara de ir a la guerra para mantener "felices" a los contratistas de Defensa (un enfoque que coincide con lo que opina la mayoría de la gente en el mundo). 

Todo comenzó cuando la revista The Atlantic informó, basándose en fuentes anónimas, que Trump había realizado afirmaciones críticas del desempeño de las tropas estadounidenses, y consideraba a sus integrantes como "tontos" y "perdedores" por morir en batalla (N. de la R.: difícil no coincidir con Trump pero está prohibido para un líder de los conservadores). 

Luego, otras organizaciones de noticias han confirmado elementos del informe. Entonces, varios funcionarios de la Casa Blanca tuvieron que salir en defensa del Presidente.

Donald Trump volvió sobre el tema:

"Las personas importantes del Pentágono no están enamoradas de mí porque libran guerras para que todas esas maravillosas compañías que fabrican las bombas y los aviones, se mantengan felices".

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo que el Presidente no estaba tratando de apuntar a "ningún general en forma individual" ni al secretario de Defensa, Mark Esper, quien fue el principal traficante de influencias de Raytheon antes de ingresar al Pentágono. 

Según Meadows, los comentarios de Trump estaban dirigidos al "complejo industrial militar".

"Este Presidente es coherente en una cosa: si vamos a enviar a nuestros hijos e hijas al extranjero a luchar en nuestro nombre, no permitirá que ningún cabildero aquí en Washington, DC, solo porque quieran un nuevo contrato de Defensa haga que permanezcan en el frente 1 minuto más de lo que deberían. Ha sido consistente en detener estas guerras interminables. Y continuará luchando contra los grupos de intereses especiales aquí en Washington, DC", agregó Meadows.

Entonces el jefe de Estado Mayor del Ejército, teniente general James McConville, opinó: “He hablado con generales, he hablado con almirantes, he hablado con [oficiales mayores]… muchos de estos líderes tienen hijos e hijas que han ido al combate o pueden estar en combate ahora mismo. Así que puedo asegurarle al pueblo estadounidense que los líderes de alto nivel solo recomendarían enviar tropas al combate cuando sea requerido por la seguridad nacional, o como último recurso”, dijo McConville durante un evento realizado por Defense One. "Me siento muy fuerte al respecto".

Todos conocen el empeño del Pentágono en la 2da. invasión a Irak, en intentar una guerra contra Irán, en marchar a Afganistán... etc. Pero es cierto que no puede ser Trump quien lo diga porque cuando llegó a la Casa Blanca todo su staff principal eran generales retirados.

McConville reconoció el "entorno político" actual, pero señaló que las fuerzas armadas deben seguir siendo una "organización apolítica", particularmente con unas elecciones a la vuelta de la esquina.

La campaña


"(Joe) Biden todavía tiene una ventaja y es el favorito para ganar la Presidencia, ya que más de medio millón de boletas se enviaron por correo la semana pasada en Carolina del Norte y Minnesota, y él se prepara para abrir en persona temprano las votaciones a finales de la semana que viene. Sin embargo, la posición de Biden no es abrumadora, dadas las ventajas de Trump en el Colegio Electoral."

Debe recordarse que la estrategia de Trump siempre fue enfocarse en algunos estados cuya cantidad de electores enviados al Colegio Electoral le permite alcanzar un control, aún cuando si se tratara de un distrito único él perdería.

Shepard advierte: "Todavía hay suficientes votos electorales en 4 estados (Arizona, Florida, Carolina del Norte y Wisconsin ) para inclinar la carrera hacia un lado u otro.

Pero la ventaja de Biden proviene de 2 estados que Trump llevó en 2016, Michigan y Pensilvania, inclinándose hacia él junto con otros campos de batalla tradicionales, tales como Nevada y New Hampshire, que ganó Hillary Clinton. 

Minnesota también permanece en la categoría "Apoyo a Demócratas", aunque ambas campañas están jugando mucho allí. 

Las encuestas muestran carreras apretadas en estados como Georgia, Iowa, Ohio y Texas, pero esos estados todavía se apoyan en la columna de Trump, por ahora.

2 estados de larga data, Colorado y Virginia, están casi completamente fuera del tablero de Trump. Apenas está impugnando los 22 votos electorales combinados de ambos estados, mientras que Biden ya ha reservado una cantidad nominal de publicidad televisiva para el tramo final solo para estar seguro. Colorado y Virginia han pasado de "Demócrata Difícil" a "Probablemente Demócrata".

Y aunque las encuestas apuntan actualmente a una victoria de Biden que no sería abrumadora (la ventaja de Biden es ligeramente menor que hace 2 meses, cuando se actualizó el pronóstico por última vez), todavía es posible una victoria de Biden más grande que expandiría el mapa electoral. 

Alaska y Montana, 2 estados de tendencia republicana por idiosincrasia, pasaron de ser “Republicano Sólido” a “Probablemente Republicano”, ya que las encuestas públicas y privadas muestran que el Presidente tuvo un desempeño inferior a sus márgenes de 2016 allí. (...)".