icon

Comienzan las pruebas de una vacuna china en Argentina

Tras la autorización de la ANMAT, ayer se abrió la inscripción para ser voluntario y recibir las dosis. Es la segunda vacuna que llega a la etapa de ensayos clínicos en el país y una de las 10 que está en los últimos testeos antes de ser aprobada a nivel mundial.  

La vacuna china desarrollada por China National Biotech Group es una de las 10 que están en fase III a nivel global.

Ayer se abrió la inscripción para postularse como voluntario en los ensayos clínicos de la vacuna china a base del virus inactivado, lo que significa que no representa grandes riesgos.


Tres mil personas se seleccionarán para formar parte de la fase III de la vacuna desarrollada por el China National Biotech Group en colaboración con el Instituto de productos Biológicos de Beijing y la farmacéutica estatal china Sinopharm. En Argentina es patrocinada por Laboratorios Elea-Phoenix y la administración de las dosis estarán a cargo de la Fundación Huésped.

Son 10 las que están en esta fase a nivel global. En este caso durará 12 meses el testeo que busca confirmar los resultados obtenidos en las etapas I y I, y  que incluirá un porcentaje de individuos que recibirán placebo. 

El formato de virus inactivado o muerto es el mismo que en el caso de las vacunas de la polio, hepatitis y la rabia. El objetivo es que el individuo desarrolle los anticuerpos contra el virus pero sin cursar la enfermedad. 

Los participantes firmarán un consentimiento, se les hará un análisis de sangre y un hisopado para confirmar que no tengan COVID-19. Luego en los días siguientes comenzará la administración. Pueden llegar a tener fiebre o dolor en el lugar del pinchazo, pero no mayores síntomas. Es voluntario y no remunerado.