icon

Muy peligrosos juegos de guerra 2020

El ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, denuncia que las fuerzas aéreas del bloque militar de la OTAN han aumentado sus actividades de vigilancia a lo largo de las fronteras de Rusia y se están entrenando cada vez más para posibles ataques. Hablando en la televisión nacional rusa el domingo 06/09, Shoigu dijo que en septiembre hay un 30% de aumento, respecto de agosto, en los vuelos de entrenamiento y vigilancia extranjeros que van probando las fronteras y las defensas aéreas del país. 

El Boeing B-52 Stratofortress es un bombardero estratégico subsónico (velocidad máxima 1.046 km/h) de largo alcance (14.162 km), de 49 m. de longitud y 56 m. entre extremos de alas, propulsado por motores de reacción, fabricado por Boeing, y en servicio en la Fuerza Aérea estadounidense desde 1955. En la foto, un B-52 con todo el arsenal que carga.

Contexto: el viernes 04/09, Rusia utilizó 8 aviones de combate para interceptar 3 bombarderos estadounidenses B-52 con capacidad nuclear en las fronteras de Crimea, sobre Ucrania y el Mar Negro. 

El control aéreo ruso identificó 3 bombarderos estratégicos B-52H de la Fuerza Aérea estadounidense con capacidad nuclear que se acercaban a la frontera del país, según un comunicado del Ministerio de Defensa, en Moscú. 

Entonces, 4 cazas Su-27 y 4 Su-30 fueron enviados a escoltar al avión estadounidense fuera del espacio aéreo ruso.

Mientras los 3 bombarderos cruzaban por encima, una plétora de aviones y barcos de recopilación de inteligencia estadounidenses y británicos acechaban sobre el espacio aéreo ucraniano y en el Mar Negro, lo que sugiere que los B-52 pueden haber estado probando los radares y las defensas aéreas de Rusia sobre Crimea, que Rusia reincorporó como territorio propio en marzo de 2014.  

Según Rusia, tales tácticas eran comunes durante la Guerra Fría, pero son más raras en los tiempos modernos. 

Además de rastrear sitios de radar y misiles, el vuelo pudo demostrar dominio de USA sobre Ucrania.

El Comando de USA en Europa explicó que a la misión propia de 3 bombarderos se unieron aviones de combate ucranianos para un "valioso entrenamiento en el aire" y demostró la capacidad de USA y la OTAN para "disuadir a Rusia y asegurar aliados y socios".

Ya había ocurrido, a fines de agosto, con un B-52 sobre las aguas neutrales del Mar Negro. Otro país de la OTAN, Dinamarca, afirmó que el avión ruso violó las fronteras danesass mientras perseguía al avión estadounidense. 

Tanto USA como Rusia han incrementado sus ejercicios de entrenamiento cerca de la frontera rusa. El Ejército estadounidense realizó ejercicios de artillería a 70 kilómetros de la frontera en Estonia, días después de que Rusia realizara ejercicios navales en el mar de Bering.