icon

Edith en la telaraña de la fortuna contaminada

Luis Alberto Rey fue presidente, accionista y fundador de Pluspetrol, falleció en 2005 a los 75 años, cuando presidía también el Club del Petróleo. Fue un ingeniero con una trayectoria importante: socio de la ex Editorial Abril, cofundador de Papel Prensa -le vendió la compañía al grupo Graiver, a quien le robaron las acciones los militares para regalárselas a Clarín, La Nación y La Razón-, fue accionista de Ingeniería Tauro, propietario de los tornos mecánicos Turri, y en 1976 arrancó con Pluspetrol, en sociedad con la familia Poli, accediendo a contratos con la entonces estatal YPF para la recuperación secundaria de pozo. Imposible olvidarlo al leer las noticias que llegan desde Perú.

Aquí se acumulan los secretos de la telaraña de Pluspetrol: el edificio donde funcionan las oficinas de Intertrust, el estudio jurídico que administra las sedes offshore de Pluspetrol en Holanda y paraísos fiscales.

La imagen demuestra la hipocresía de la RSE (Responsabilidad Social Empresaria) de muchas empresas. Con esta foto se presentó el premio que Perú 2021 y el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) otorgaron a Pluspetrol Perú como Empresa Socialmente Responsable (DESR) 2019 por 2d.o año consecutivo: ¡¡...!!

Cada año los rankings de fortunas argentinas informan que Edith Rodríguez es la más millonaria. ¿Cuál es el origen del dinero de Edith? Ella y sus hijos tienen la mayoría de las acciones de Pluspetrol.

Edith tiene un patrimonio de más de US$ 1.200 millones.

Pluspetrol nació con el Proceso de Reorganización Nacional y se consolidó en la democracia posterior. Fue la empresa que más áreas de exploración ganó en el Plan Houston, de Raúl Alfonsín, áreas marginales que activó durante la administración de Carlos Menem. Y Pluspetrol creció en diversas países de varios continentes.

Por eso Pluspetrol no es argentina. Su Administración se encuentra en Países Bajos desde el año 2000, según el rastreo que se hizo en Perú.

Pluspetrol Resources Corporation B.V. es una compañía offshore ubicada en el centro de Ámsterdam, y registra como accionistas a 3 empresas con sede en Luxemburgo, agrega el Centro de Investigación de Corporaciones Multinacionales (SOMO).

La matriz holandesa controla 4 empresas peruanas a través a una offshore homónima en Islas Caimán, dueña del control de Pluspetrol Norte, donde también es accionista la Corporación Nacional de Petróleo de China. 

Islas Caimán resguardan otras 7 sociedades offshore vinculadas a Pluspetrol.

La trama es compleja. La matriz holandesa de Pluspetrol es controlada por 2 sociedades en Luxemburgo: Century Holdings SARL y Endurance Corporation SARS, dueñas del 67% de las acciones de la empresa en Países Bajos.

17% de las acciones de la matriz en Holanda son de Investeerders Corporation y de la offshore Willow Tree, también en Luxemburgo (liquidada en 2018 cuando tenía el 30% de acciones de Pluspetrol en Países Bajos, vaya uno a saber cómo está la torta ahora).

Century Holding y Endurance Corporation, de Países Bajos, son controladas por Berna II Settlement, registrada en Islas Cook, aunque otros hablan de Bahamas y Nueva Zelanda, reportando a las familias Rey y Poli, en el centro de una telaraña construida por arañas de la Administración.

El Perú

Antes de fallecer, Rey intentó vender Pluspetrol a YPF ya privada pero no pudo concretarlo.

Pluspetrol está en Vaca Muerta, en la Cuenca Neuquina, en Argentina, obviamente.

Y ya trasciende a los hidrocarburos porque en enero de 2019, le compró los activos de litio a la compañía de capitales canadienses LSC Lithium Corporation, en el “triángulo de litio”, entre Argentina, Bolivia y Chile. 

Pluspetrol está en las noticias por las denuncias que llegan desde la Amazonía peruana donde la acusan de haber contaminado más de 1.000 sitios pertenecientes a comunidades indígenas de la zona. 

Le están reclamando que se haga cargo de "la remediación de más de 1.119 sitios impactados y 92 sitios contaminados en el Lote 1AB (hoy lote 192)".

El Lote 1AB está ubicado en el norte de la región peruana de Loreto, casi en la frontera entre Perú y Ecuador. 
Junto con el Lote 8, suministra el 25% de la producción total de crudo de Perú.

Pluspetrol ha afectado las cuencas de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón. Además, el área es la residencia de varios pueblos indígenas como Achuar del Corrientes, Quechua del Pastaza y Kichwa del Tigre. 

Los indígenas aseguran que la acción de esta empresa provocó "verdaderos crímenes ambientales" en la zona y ponen como ejemplo "la desaparición de 2 lagunas": Shanshococha y Ushpayacu. 

También mencionan "el vertido de aguas de producción altamente tóxicas en los ríos" y la ocurrencia de varios derrames de crudo producto de la falta de mantenimiento de los ductos internos.

Según un relevamiento del medio de investigación Convoca.pe a partir de datos del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Perú registró 14 derrames de crudo únicamente desde el inicio de la pandemia. De ese total, ocho fueron en el Lote 1AB.

El 12/08, la Federación Indígena Quechua del Pastaza (Fediquep), la Federación de Comunidades Nativas de la Cuenca del Corrientes (Fenacor), la Organización de Pueblos Indígenas Kichwas Amazónicos de la Frontera Perú Ecuador (Opikafpe) y Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat) enviaron una carta a la OEFA para conocer en qué estado están los lotes operados por Pluspetrol.

En el documento, reportaron 1.209 puntos contaminados por la acción de la empresa y 51 cuerpos de agua "impactados" y ubicados en territorios ancestrales que, según las organizaciones, "requieren urgente evaluación".

Antes, en marzo, el líder de la Fediquep, Aurelio Chino Dahua, emprendió un viaje a Países Bajos para presentar una queja formal ante el Gobierno neerlandés por los incumplimientos de Pluspetrol, cuya sede administrativa está en Ámsterdam.

En Perú, las organizaciones denunciaron a Pluspetrol ante la oficina de Punto de Contacto Nacional con la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) de Países Bajos por cuestiones de tributación y transparencia.