icon

China ofrece medallas, regresa un cohete y espera el salvavidas alemán

El presidente chino, Xi Jinping, intentará ganarse los corazones y las mentes de Europa antes de las elecciones estadounidenses de noviembre, con una cumbre virtual la próxima semana, organizada por la canciller alemana, Angela Merkel, según el diario South China Morning Post. Merkel ocupa la presidencia rotatoria del consejo de la Unión Europea, estará acompañado por Charles Michel y Ursula von der Leyen, presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, respectivamente. Pero el presidente francés Emmanuel Macron, quien en agosto desplegó la alfombra roja para el ministro de Relaciones Exteriores chino Wang Yi, no asistirá.

El Boeing X-37, también llamado Orbital Test Vehicle es un avión espacial no tripulado reutilizable diseñado para probar futuras tecnologías de vuelo espacial durante su estancia en órbita y reingreso a la atmósfera. Y China decidió desarrollar su propio X-37B.

"Será la última oportunidad para que China intente ganarse el corazón de Europa con acciones reales y concretas antes de una posible victoria de [Joe] Biden que sin duda fortalecerá los lazos transatlánticos", afirmó al South China Morning Post un funcionario de la Unión Europea, no identificado.

El comercio será el tema central de la cumbre extraordinaria, que se celebrará en la fecha prevista para una reunión de los 27 jefes de gobierno de la UE en Leipzig (Alemania) para una reunión cara a cara con Xi Jinping, que descarriló por la pandemia de covid-19.

La reunión simplificada no reemplaza la reunión planificada "27 + 1", que aún podría ocurrir antes de fin de año, pero es una alternativa de trabajo que ocurre días después de la visita del presidente del Senado checo, Milos Vystrcil, a Taiwán, un golpe para Xi Jinping, quien había celebrado tiempo antes el interés del presidente checo, Milos Zeman, de estrechar lazos comerciales con China.

Algunas empresas checas informaron de cancelaciones de contratos chinos.

Tampoco andan correctamente las relaciones chinas con Suecia, que le reclama a Beijing por el continuo encarcelamiento del editor Gui Minhai, quien tiene un pasaporte sueco. 

Estocolmo ha pedido sanciones en toda la UE contra China por la nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong.

Sin embargo, en especial, la cumbre con Xi carga con un sentimiento de frustración y "fatiga de promesas" de la UE después de 7 años de negociaciones con China sobre un tratado que busca proteger los intereses comerciales europeos en la economía cada vez más controlada por el Estado.

La nave espacial

En tanto, en vez de informar sobre esta cuestión, los medios de comunicación chinos, todos estatales o semi, informaron que ha aterrizado de manera segura una nave espacial reutilizable que, según afirman, proporcionará un método "conveniente y económico" para ir y venir al espacio. 

La nave se lanzó el 04/09 y aterrizó el 06/09, después de pasar 2 días en órbita, según la agencia de noticias estatal Xinhua.

Se sabe muy poco sobre la nave espacial. Ni siquiera su diseño básico. No hay imágenes ni versiones de la nave, pero sí hay rumores de que es similar al vehículo X-37B de la Fuerza Aérea. 

Una fuente militar china dijo que no podían proporcionar detalles sobre la misión, pero que "tal vez pueda echar un vistazo al US X-37B".

China trabaja en reforzar su exhibición de tecnología, en especial enfocado en la opinión pública doméstica, y la ambición geoestratégica de crear aviones espaciales reutilizables.

Andrew Jones, un periodista que sigue el programa espacial de China, le dijo a la web The Verge: "Hay mucho interés en China por los aviones espaciales. Han dicho que van a hacer esto, y parece que lo están haciendo, y bastante a tiempo".

Básicamente, China está ansiosa por celebrar un hito científico que resulte la contracara del nuevo coronavirus

Final de la pandemia

China quiere dejar atrás la pandemia, y necesita reforzar la unidad nacional.

El multimedios estatal Global Times describe así la situación, apostando por la épica:

"De Wuhan a Beijing, de Dalian a Urumqi, China ha logrado detener la propagación viral a la mayor velocidad para garantizar la salud de las personas; desde bloqueos en toda la ciudad hasta estrategias de prevención precisas, el gobierno central ha encontrado formas de perturbar mínimamente la vida de las personas mientras lucha contra el virus; De invierno a verano, el pueblo chino, ya sean funcionarios del gobierno que orquestaron planes en respuesta al virus, médicos de primera línea, gente común, ha luchado como grandes guerreros y contribuido con su parte a esta ardua batalla. Son, como aclamó el gobierno, la "fuerza formidable" que lucha contra el coronavirus.

Todos los representantes destacados de esos campos que lucharon valientemente en la batalla del país contra la epidemia de COVID-19 serán homenajeados en una ceremonia celebrada el martes 08/09 por la mañana en Beijing. Durante el evento, se espera que el presidente chino, Xi Jinping, otorgue la Medalla de la República (el más alto honor estatal de China) y otros títulos honoríficos a quienes hicieron contribuciones destacadas a la lucha.

Los observadores chinos de alto nivel elogiaron el evento como una conclusión general de la batalla ganada con esfuerzo de China, y dijeron que también inyecta la mayor confianza en el país, que está en camino de rejuvenecerse mientras enfrenta los desafíos de una situación complicada en el hogar y los intentos extremos de China. algunos poderes hegemónicos para reprimir su desarrollo.

La lucha de 9 meses que involucró a 1.400 millones de personas se escribió en un artículo de 20.000 palabras publicado el domingo por la Agencia de Noticias Xinhua. Detallaba la batalla de nueve meses de China contra el virus.

(...) Un video de tendencia el lunes 07/09 muestra a Qin Zhijiang, un hombre de 71 años que contrajo el virus. Qin dijo que "renació" gracias a los esfuerzos de los trabajadores médicos. Los gastos médicos de Qin, 1,5 millones de yuanes (US$ 219.538) serán cubiertos por el gobierno.

"No seremos tratados sin el apoyo del gobierno", dijo Qin.

"La lucha contra el COVID-19 muestra la unidad del pueblo chino ante las dificultades. Debajo de la superficie de los que van a ser premiados, muchas personas y organizaciones han mostrado su dedicación en laboratorios y en camas de hospital, y en la lucha contra el virus día y noche sin ser notado por los medios y otros", dijo al Global Times Zeng Guang, epidemiólogo jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC de China).

El médico de Wuhan, Zheng Shuqun, ha estado planeando durante mucho tiempo llevar a su madre octogenaria al Tíbet este año. El plan se archivó debido al brote viral. Dijo que probablemente tendría que cancelarse permanentemente.

Zheng dijo que cuando todos en China estaban celebrando el año nuevo lunar a fines de enero, él y sus colegas recorrían las comunidades residenciales dentro de la jurisdicción de su hospital y examinaban a quienes necesitaban hacerse la prueba. "No había suficientes suministros de protección a fines de enero y principios de febrero. La única protección que teníamos era dar la espalda cuando los pacientes tosían", dijo Zheng.

Dijo que los médicos en ese momento tenían que usar trajes protectores y pañales durante al menos ocho horas al día. "Después del trabajo, estábamos todos mojados dentro de los trajes. No sabíamos si era sudor u orina, o ambos".

Zheng había estado probando a la gente de Wuhan y tratando a los pacientes de COVID-19 de la ciudad durante 9 meses sin descanso. Bromeó diciendo que pasaría "medio año" para contar historias que lo conmovieron cuando la ciudad luchó contra la pandemia.

(...) El ajetreado e incesante trabajo de Zheng puede continuar durante bastante tiempo, ya que dijo que Wuhan se está preparando para un posible resurgimiento del virus a medida que se acerca el otoño. Cuando se le preguntó sobre sus planes de viaje con su madre, Zheng dijo: "Puedo llevarla a cualquier lugar, en cualquier momento, siempre que el virus retroceda". (...)"