icon

Moria, Yuyito, Nacha, Brandoni y los días pop

Como todo en pandemia pasó a la versión digital, desde estrenos hasta festivales, conciertos y hasta los festejos de cumpleaños, también lo hizo la feria de fotografía que tiene lugar todos los años en el predio de La Rural: BA Photo. Una de las muestras más interesantes es "Donde el jamón no era jamón" la cuál revive la década de los 90' y la exhuberancia de las vedettes a través de la historia del Foto Estudio Luisita, un espacio fotográfico a donde llegaban todos los artistas de la década del 60' en adelante. 

Moria Casán para Luisita Estudio. Fuente: BA Photo 2020: "Donde el jamón no era jamón"

Ana María Casanova, alias Moria Casán.

Clotilde Acosta, alias Nacha Guevara.

María Susana Giménez Aubert, alias Susana Giménez.

Adalberto Luis Brandoni, alias Luis Brandoni.

Naum Briski, alias Norman Briski.

Amalia González, alias Yuyito.

Pina y las de Batunga.

Con historias personales e inmersivas sobre el nacimiento de uno de los estudios fotográficos más importantes de Buenos Aires, ya que el mismo estaba ubicado en Avenida Corrientes y miles de celebridades del espectáculo y la cultura argentina pasaban por sus luces y cámaras, "Donde el jamón no era jamón", en BA Photo cuenta la historia a través de las décadas de un ícono del espectáculo argentino.

La muestra estará disponible online hasta el 15 de septiembre y a través de epígrafes cuenta la historia Luisa Escarria quien llegó a Buenos Aires en 1958. "Había abandonado Colombia al igual que su madre y sus hermanas Chela y Rosita, producto de los enfrentamientos armados que caracterizaron aquél período como La Violencia", explica la muestra para luego agregar que entre las 3 montaron el estudio por el que después iban a pasar figuras como Tita Merello, Luis Sandrini, Moria Casán, Susana Giménez, las hermanas Pons Nacha Guevara, entre otras. 

Aunque para las hermanas de Estudio Luisita todo era normal hasta que conocieron al cantante colombiano Marfil. "Amelita Vargasre, conocida cantante de mambo de la época, quedó impresionada con el trabajo de Luisita y la contactó con la actriz Juanita Martinez, quien a través de su marido José Marrone, la puso en contacto con empresarios teatrales", explican los epígrafes de las fotografías en la muestra. 

"Hacia finales de la década del setenta y principios de los ochenta el estudio comenzó a incorporar la fotografía color", explica la muestra mientras las ilustraciones son imágenes de Moria Casan con el traje de vedette: plumas, conchero y muchos brillos. Con las nuevas modas en las fotografías y en el vestuario también comenzaba una época de liberación de las mujeres. 

Luego la exposición hace un gran paso por la década de los noventa cuando comenzó a decaer en trabajo junto a la crisis económica del país. "La llegada de la fotografía digital fue una herida de muerte para el estudio. Sustentado principalmente en la venta de las copias en papel, lo digital venía a cambiar las reglas del mercado, dejando fuera de juego a las hermanas Escarria", concluye el mismo resumiendo perfectamente la historia de un sueño como fue el de Luisa y sus hermanas y un pedacito de la cultura olvidada de Buenos Aires.