icon

Economía, brecha de ricos y pobres, y la burbuja o no burbuja de Wall Street

Hay datos. Muchos datos para poder sacar algunas conclusiones que son un tanto confusas incluso a pesar de su respaldo con informes y números debido a la interpretación inextricable en muchos casos. Sin embargo si lo hacemos minuciosamente es posible que a algo podamos llegar. Y cuando de Wall Street se trata sumando a las FAANG -Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google- y a los datos de empleo en la ecuación, la situación es aún más complicada. Veamos.

En los Estados Unidos se está viendo un aumento en la brecha entre pobres y ricos. La misma brecha que podemos observar en el mercado bursátil si comparamos los rendimientos de las acciones de las FAANG y otras gigantes tecnológicas con respecto al resto de las compañías del S&P 500.

Hace algunos meses en U24news hicimos esta noticia donde explicamos el aumento de los monopolios a nivel global debido al golpe pandémico que atacó directamente a las pequeñas y medianas empresas haciéndolas desaparecer en todos los rincones del globo. Pero luego iríamos un poco más allá.


A partir de algunos análisis sobre la situación del mercado bursátil norteamericano pudimos observar lo que pocos estaban destacando. Muchos operadores afirmaban que la suba de las FAANG y de las gigantes tecnológicas que no entran en el pseudónimo no era más que una burbuja en el mercado y que habría dentro de poco una gran caída que corregiría a Wall Street y hundiría aún más a la economía de los Estados Unidos.

A esto lo justificaban mostrando datos como que el S&P 500 anualmente subía un 2/3 por ciento y que si le quitabas las FAANG y algunas otras tecnológicas al índice, este se derrumbaba un 5 por ciento. Sin embargo nosotros en esta otra noticia pudimos demostrar que no era así. Que simplemente los gigantes tecnológicos aumentan porque realmente ganaron terreno en el mercado y que el resto lo perdió. Por ejemplo, si la economía de USA cae un 5 por ciento en 2020 y una empresa perdió el 50 por ciento de las ganancias significa que otro ganó el 45%.

Más sencillamente lo que explicamos en la noticia antes mencionada es que no era una burbuja, que las FAANG aumentaban por lógica y que el resto perdía lugar porque realmente perdió terreno en cuanto a consumidores. 

Ahora bien, cómo explicamos esta caída que se está viendo desde ayer 3/9 y como está cambiando la economía de los Estados Unidos... 

En principio hay algunos datos -los mismos a los que nos referíamos al empezar esta nota- a tener en cuenta que vale la pena mencionar.

Hoy viernes 3 de septiembre publicamos esta otra noticia en U24news -que es perteneciente a The Wall Street Journal- donde se muestra cómo la venta de autos cayó un 20% pero la venta de autos de lujo, paradójicamente, aumentó. Este dato muestra un aumento en la brecha entre los que menos tienen con los que más tienen, en sí un aumento en la desigualdad.

Hay una muestra exacta de lo que sucede en Wall Street en la economía real de los Estados Unidos. Se puede observar con claridad como la brecha entre pobres y ricos aumenta de la misma manera en que crece la diferencia entre las gigantes tecnológicas -principalmente las FAANG- y el resto de las compañías -pequeñas y medianas empresas e incluso grandes compañías que no están pudiendo obtener la productividad necesaria debido a la pandemia del Covid-19-.

A pesar de esto estamos viendo una caída en el Nasdaq que asusta. Y a esto queríamos llegar. Este desplome del Nasdaq no es más que una caída por una sobre compra que no llegará muy hondo que digamos. El fondo de esta caída está cerca y luego volverá a subir. Incluso algunos analistas afirman que luego vendrá un período de lateralización. Pero no se trata de una burbuja, nunca se trató de una burbuja, simplemente es una corrección en el mercado, más grande que las correcciones normales debido a una volatilidad mayor porque se trata de menos compañías.

Los datos de empleo también dan conclusiones interesantes. 

Los empleadores estadounidenses agregaron 1,4 millones de puestos de trabajo en agosto y la tasa de desempleo cayó al 8,4% , informó hoy el Departamento de Trabajo. La caída de la tasa de desempleo (se redujo desde cerca del 15% en abril al comienzo de la pandemia) se situó por debajo del máximo del 10% durante la recesión 2007-2009 y está en línea con el desempleo visto en recesiones importantes anteriores.

Hay una mejoría en la economía y un aumento en el empleo de USA. Pero está demostrado que es empleo de baja calidad. Este tipo de empleo es lo que hace aumentar la brecha entre los ricos y los pobres. Además un informe del Washington Post demostró hoy que Donald Trump está contratando estatalmente a través de planes de trabajo para mejorar las encuestas de empleo antes de las elecciones

"El aumento de puestos de trabajo se debió a la contratación en el gobierno, en particular a los trabajadores temporales del censo, que representaron 238.000 nuevos puestos de trabajo, más de uno de cada seis puestos de trabajo agregados en general" publicó el Washington Post.

Estos trabajos son basura. Lo único que producen es un aumento en el gasto público del cual USA está abusando desde que comenzó la pandemia del Covid-19. Este gasto público, aseguran algunos economistas, generará una gran inflación cuando se reabra la economía del país por completo y aumente la velocidad del dinero.

Conclusión:

Wall Street no se está desplomando sino que está corrigiendo con gran volatilidad. El empleo de USA que mejoró según los datos conocidos hoy no es más que empleo basura y empleo estatal para que Donald Trump mejore en las encuestas antes de las elecciones. En la economía de los Estados Unidos se está viendo un aumento de la brecha entre ricos y pobres así como está habiendo una desaparición de las pequeñas y medianas empresas en comparación a un aumento en los gigantes tecnológicos, paralelismo de Wall Street con respecto a la economía real de USA.