icon

Bicarbonato: cuándo usarlo y cuándo no es buena idea

Aparentemente el polvo sirve para limpiar, cocinar, bajar de peso y hasta para las plantas. ¿Pero cuán ciertas son las bondades que se le adjudican?

Es un compuesto de color blanco que se obtiene directamente de la naturaleza o también se lo puede produce artificialmente. Su mayor capacidad es la de neutralizar ácidos.

El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es un compuesto blanco, sólido y cristalino que se obtiene naturalmente de la naturaleza a través del mineral natrón. También se lo desarrolla artificialmente

Es un potente alcalino, es decir que, en contacto con ácidos forma dióxido de carbono (CO2) y se convierte en un neutralizador de ácidos. 

Comúnmente se le adjudican cientos de bondades y beneficios, aunque no todos sean verídicos ni estén probados. Aquí una lista de las supuestas funciones que se reproducen en las redes:


- Adelgazar: se dice que sirve para bajar de peso al consumirlo en ayunas con un poco de limón y agua, o también darse un baño con la sustancia preparada con agua. Respecto a la primera teoría, lo cierto es que el cuerpo genera múltiples procesos de neutralización del PH y consumir bicarbonato no tendrá una incidencia significativa. En relación al segundo consejo, tampoco ha podido probarse su eficacia ya que no habría relación entre el contacto de la sustancia con la piel y la disminución de los kilos de más. 
El único efecto que posiblemente da es el consiguiente aumento del consumo de líquidos, que puede significar una leve ayuda para el control del apetito. 

- Desinflamación: influencers han llegado a sugerir que tomarlo en combinación con limón ayuda a tener una sensación de ligereza y desinflamación. Aunque puede ser cierta la teoría, ya que produce dióxido de carbono en el estómago que se eliminarse como eructos, puede provocar daños en ácidos estomacales normales y necesarios.

- Acidez estomacal: el único beneficio probado del bicarbonato es su propiedad alcalina que serviría para compensar la acidez estomacal. Sin embargo, el polvo por sí sólo puede acarrear problemas a la salud, como la retención de líquidos y el aumento de la presión sanguínea. Por eso, se recomiendan medicamentos que incluso no requieren receta médica y se obtienen en cualquier farmacia.

- Limpieza: este uso no representa daños para la persona y es un antigrasa natural. Combinado con limón es incluso un buen quitamanchas. 

-Blanqueamiento: los dentistas prefieren recomendar el uso de soluciones ya preparadas y comercializadas para su uso, debido a que el bicarbonato con limón puede debilitar el esmalte dental.

- Extintor de fuegos: cuando se trata de pequeños focos de fuego, colabora en sofocarlos.

- Plantas: el bicarbonato tiene propiedades plaguicidas y funguicidas por lo que puede ayudar en el control de plagas en ciertas plantas. 

- Cura contra el coronavirus: desde el inicio de la pandemia han circulado cientos de teorías sobre curas naturales de la COVID-19, una de ellas relacionadas al bicarbonato. Pero al día de hoy no hay evidencias que demuestren que las gárgaras del elemento y agua caliente colaboren con el organismo en contra del virus.