icon

Piden nombrar a la obesidad como enfermedad y no de "condición"

La Sociedad Argentina de Nutrición explica que el primer paso para abordar una enfermedad es darle la denominación correcta. En Argentina todavía se la define como “condición” o “factor de riesgo”.

En Argentina todavía se la define como “condición” o “factor de riesgo”.

Los organismos internacionales definen a la obesidad como una enfermedad que afecta a cada vez más personas y es responsable de comorbilidades como diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedad cardiovascular e inflamación generalizada que a su vez incrementa el riesgo de trombosis y cáncer. 


Sin embargo, en Argentina se la sigue definiendo como “condición” o “factor de riesgo”. El problema es que al no entenderla adecuadamente, tampoco se pueden crear intervenciones adecuadas. 

Una enfermedad es una alteración más o menos grave de la salud entendida como un estado de completo bienestar físico, mental y social. Es decir que la obesidad cumple con cada uno de los requisitos. 

La cuestión no es meramente acerca de denominaciones y palabras, sino que se da en un contexto en el que se registra una creciente constante de casos de sobrepeso y obesidad. 

Mientras en 2005 la prevalencia era del 57,9%en 2018 fue de 61,6% (según las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo).

El sitio Código Salud cita a la Sociedad Argentina de Nutrición y explica que "la obesidad es una enfermedad compleja en la que intervienen factores genéticos y ambientales. Los dos más conocidos son la ingesta excesiva de energía y un estilo de vida sedentario. Sin embargo, existen otros como la falta de sueño, la climatización constante de los ambientes, los disruptores hormonales, los cambios en el microbiota intestinal, el uso de determinados fármacos y la cesación tabáquica sin medidas antiobesidad, además de factores psicosociales como el estrés y la depresión".