icon

Disminuye la vacunación en niños: ¿movimiento antivacunas o pandemia?

En la epidemia de Ébola en Africa occidental hubo más muertes por tuberculosis, malaria,VIH y sarampión que por el mismo Ébola. También en la República Democrática del Congo desde marzo se observa un gran brote de sarampión que ha dejado más de 6.500 fallecimientos. ¿Qué sucede hoy?

Un informe de la UCA afirma que el 22% de los hogares argentinos demoró la vacunación de sus niños desde el inicio de la pandemia.

Han caído las tasas de vacunación a niños menores de 2 años. A la par, crece la presencia del movimiento antivacunas en las redes sociales y se teme no alcanzar la inmunidad grupal a causa de esta filosofía. 

La reducción de la cobertura general del calendario de vacunación tiene graves implicancias. Las primeras es que no se previenen enfermedades graves en bebés como meningitis, sepsis, neumonía y tos convulsa. 

No obstante, las autoridades sanitarias aclaran que las causas están relacionadas al miedo al contagio individual de COVID-19, a ser transmisores a miembros de la familia, por la recomendación de quedarse en casa, la suspensión de las escuelas y la falta de confianza general. 

Pero mientras las preocupaciones se centran en la pandemia, los profesionales médicos deben atender a otras enfermedades mortales. Así sucedió por ejemplo en la epidemia de Ébola en Africa occidental, dónde hubo más muertes por tuberculosis, malaria,VIH y sarampión que el mismo Ébola. También en la República Democrática del Congo desde marzo se observa un gran brote de sarampión que ha dejado más de 6.500 fallecimientos.


Preocupaciones
La OMS y Unicef manifestaron su preocupación y emitieron un comunicado en el que advierten “una alarmante disminución del número de niños que reciben vacunas que salvan vidas en todo el mundo”

Lo mismo sucede con la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) que difundió estadísticas del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA que muestran que un 22% de los hogares argentinos demoró la vacunación de sus niños.

Asimismo Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE) y la Asociación Latinoamericana de Pediatría (ALAPE) publicaron una declaración en la que advierten que “como consecuencia del distanciamiento social y de la disminución de recursos de todo tipo ocupados por los esfuerzos para controlar la pandemia, se ha evidenciado una caída en las coberturas vacunales a nivel global y regional con un incremento subsecuente del riesgo para las poblaciones más vulnerables y no protegidas”.


Diferentes visiones

La consultora de comunicaciones especializada en salud, Paradigma PEL, recopiló opiniones de dos profesionales para comprender el escenario desde diferentes visiones:

“Un estudio que he realizado a través del Observatorio de Comunicación Digital de Salud al cual pertenezco (www.dcho.org) mostró que un alto porcentaje de los pediatras piensa que la caída de las coberturas de inmunización en menores de 2 años es mayor al 50%. Creo que el obstáculo más importante fue el miedo al contagio por parte de los padres y una falta de comunicación clara acerca de los centros de inmunizaciones públicos que están fuera de los hospitales para que los padres sintieran que estaban confiados en la vacunación y en el no contagio de COVID-19” (doctor Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE). 

“La pandemia de coronavirus ha impactado en toda la estructura de salud público-privada, impacto que se observa en una baja muy sensible en las coberturas de vacunación, especialmente en los menores de 2 años. En vacunatorios privados la caída es aproximadamente del 40% en ese grupo etario” (doctor Ricardo Rüttimann, médico pediatra infectólogo de SAP-FUNCEI).

Previamente el Ministerio de Salud de la Nación había previsto el problema en abril y comunicó en el documento Estrategias De Sostenimiento De Vacunación En Contexto De Pandemia que “durante la pandemia actual de COVID-19, existe riesgo de interrupción de las actividades rutinarias de vacunación debido a la sobrecarga del sistema y a la disminución de la demanda de vacunación debido al aislamiento social obligatorio y preventivo".