icon

Mujeres: las más golpeadas por la pandemia

La pandemia aterrizó en medio de un plan para disminuir la brecha de género entre niveles socioeconómicos. En efecto, ONU Mujeres pronostica que 47 millones más de mujeres y niñas caerán por debajo de la línea de pobreza luego del desastre.

Se esperaba que la tasa de pobreza entre las mujeres disminuyera el 2,7% entre 2019 y 2021. Pero las proyecciones ahora prevén un aumento del 9,1% debido a la pandemia.

A pesar que se esperaba que la tasa de pobreza femenina disminuyera para el 2021, tras la pandemia las proyecciones indican que aumentará en un 9,1%. Es decir que 47 millones más de mujeres y niñas caerán por debajo de la línea de pobreza.


Sin dudas la parálisis económica afectará en todos los estratos, pero según la ONU se dará en desproporción en mujeres. Principalmente los datos más alarmantes señalan a las mujeres de entre 25 y 34 años.

El año que viene habrá cada 100 hombres de esta edad en pobreza extrema, 118 mujeres. Esta brecha se profundizará a 121 mujeres en 2030.

“Sabemos que las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidados de la familia; ganan menos; ahorran menos y sus empleos son mucho menos seguros. En efecto, generalmente el empleo de las mujeres corre un 19% más de riesgo que el de los hombres. La evidencia que tenemos aquí sobre las múltiples desigualdades resulta fundamental para impulsar políticas ágiles y restauradoras que coloquen a las mujeres en el centro de la recuperación de la pandemia”, manifestó la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

A nivel global 96 millones de personas caerán en un estado de pobreza extrema en 2021. Lo que representará una cifra total de 435 millones en todo el mundo.

ONU Mujeres recomienda evitar un impacto mayor abordando el tema de la segregación ocupacional, de las brechas salariales y el acceso a servicios de cuidado infantil. Asimismo insta a ofrecer paquetes de apoyo económico para las mujeres vulnerables y ampliar las investigaciones y datos sobre los efectos de género de la COVID‑19.