icon

En agosto ya se agotaron los recursos que la Tierra genera en un año

Cada año la organización internacional Global Footprint Network fija una fecha en la que se comienza a rebasar la capacidad de la naturaleza de producir recursos. Este año se atrasó respecto al año pasado a causa de la pandemia, pero no por cambios intencionales.

El "Earth Overshoot Day" es la fecha en la que se comienza a rebasar la capacidad anual de la naturaleza para producir recursos.

Global Footprint Network es una organización internacional de investigación que proporciona información y asesoramiento con perspectiva ecológica a decisores del ámbito económico.

Cada año fija una fecha en la que la humanidad comienza a utilizar más recursos de los que la Tierra puede regenerar en un año. En este caso se dio el pasado 22 de agosto.

El índice indica entonces que se utiliza un 60% más de los recursos que el planeta puede renovar, es decir, necesitaríamos 1,6 planetas más para abastecer las necesidades de consumo actuales.

 

¿Cómo se calcula el Earth Overshoot Day?

Para determinar la fecha, Global Footprint Network compara la cantidad de días del año con la biocapacidad de la Tierra. Los días restantes se denominan de “rebasamiento global”.

En concreto, se divide la biocapacidad, que es la cantidad de recursos ecológicos que la Tierra puede generar ese año, por la Huella Ecológica de la humanidad (la demanda de la humanidad para ese año) y se multiplica por la cantidad de días en un año:

(Biocapacidad de la Tierra / Huella ecológica de la humanidad) x 365 días = Earth Overshoot Day

Para elaborar la estadística de este año se tuvieron en cuenta los datos de la Agencia Internacional de Energía (IEA) sobre energía y emisiones.

En 2020 hubo además una disminución de la extracción de madera a causa de una demanda menor. Asimismo la industria alimentaria se vio obstaculizada por cierto periodo de tiempo por el confinamiento.

 

¿Más ecológicos que el año pasado?

La fecha del 2020 se atrasó tres semanas respecto al año pasado. Pero la organización aclara que no se debe a cambios estructurales en el sistema sino a los bloqueos a raíz de la pandemia.

La repentina contracción está lejos del cambio intencional que se requiere para lograr tanto el equilibrio ecológico como el bienestar de las personas, ambos componentes de la sostenibilidad.

Global Footprint Network pretende que la humanidad viva ecológicamente no provocado por un desastre, sino como respuesta a un diseño estratégico.  

La humanidad ha estado unida por la experiencia común de la pandemia y ha mostrado cuán entrelazadas están nuestras vidas. Al mismo tiempo, no podemos ignorar la profunda desigualdad de nuestras experiencias ni las tensiones sociales, económicas y políticas que han sido exacerbadas por este desastre global”, dijo Laurel Hanscom, CEO de Global Footprint Network.