icon

Las pruebas con saliva marcan el final del hisopado para covid-19

2 nuevos estudios han encontrado que las pruebas que buscan el virus en muestras de saliva son tan confiables como las pruebas que requieren una muestra de la parte posterior de la nariz, el incómodo hisopo largo y rígido insertado tan atrás en la cavidad nasal que se siente como si estuviera haciendo cosquillas en el cerebro. Los resultados se publicaron en el New England Journal of Medicine.

El 15/08/2020, la FDA autorizó el uso de emergencia del quinto test basado en saliva, llamado SalivaDirect desarrollado por la Escuela de Salud Pública de Yale.

Con la nueva tecnología de testeo de covid-19 con estudio de la saliva, casi cualquier persona puede administrar una prueba, por lo que no es necesario ir a un centro de pruebas. También libera tiempo al personal médico y les evita una posible exposición al virus.

Algo de la sencillez y el menor costo médico de la saliva en vez del hisopado  ya lo había anticipado Bill Gates durante una entrevista que le concedió a la revista Wired, en la explicó las ventajas del testeo con saliva, en lo que había invertido la Fundación Bill y Melinda Gates.

De hecho, en otro ejemplo, en abril, la Universidad Rutgers con sede en Nueva Jersey, había anunciado su método de recolección de saliva, en asociación con la compañía Spectrum Solutions y Accurate Diagnostic Labs (ADL), con sede en Utah.

Andrew Brooks, director de Operaciones y director de Desarrollo Tecnológico del Laboratorio Rutgers, dijo: "Esto significa que ya no tenemos que poner a los profesionales de la salud en riesgo de infección al realizar cultivos con muestras nasofaríngeas u orofaríngeas".

Brooks enfatizó que las pruebas de saliva ayudarán con la escasez global de hisopos para el muestreo y aumentarán el número de las pruebas en pacientes. La autoridad regulatoria estatal FDA aprobó el desarrollo de Rugers + Spectrum + ADL.

En uno de los nuevos estudios, publicados en el New England Journal of Medicine , un equipo de la Universidad de Yale identificó a 70 pacientes hospitalarios con Covid-19 cuyas infecciones se habían confirmado con los hisopos nasofaríngeos tradicionales. Cada vez que un trabajador de la salud realizaba pruebas adicionales con hisopos nasales, los investigadores pedían a los pacientes que también se hicieran una prueba de saliva.

Las pruebas de saliva hicieron un mejor trabajo al detectar el virus formalmente conocido como SARS-CoV-2, encontraron los investigadores. En los primeros 5 días después del diagnóstico, el 81% de las pruebas de saliva resultaron positivas, en comparación con el 71% de las pruebas nasofaríngeas. Una brecha similar permaneció hasta el décimo día después del diagnóstico.

Además, los investigadores detectaron más copias del material genético del virus en la saliva de los pacientes que en las muestras tomadas de la parte posterior de sus cavidades nasales, informó el diario South China Morning Post.

Para ver cómo se acumulaban las pruebas entre las personas con infecciones asintomáticas, los investigadores reclutaron a 495 trabajadores de la salud sin signos de covid-19 y les hicieron la prueba de saliva. 13 de las pruebas dieron positivo.

Entre esas 13 personas, 9 se habían administrado hisopos nasales el mismo día y solo 2 de esas pruebas dieron positivo. Sin embargo, las 13 pruebas de saliva se confirmaron posteriormente mediante pruebas nasofaríngeas adicionales.

“Dada la creciente necesidad de realizar pruebas, nuestros hallazgos respaldan el potencial de las muestras de saliva en el diagnóstico de la infección por SARS-CoV-2”, escribió el equipo de Yale.

El 15/08/2020, la FDA autorizó el uso de emergencia del quinto test basado en saliva, llamado SalivaDirect desarrollado por la Escuela de Salud Pública de Yale. 

¿Cuál es la novedad de este test, si ya hay 4 test de saliva previamente autorizados? 
Su nuevo método de procesamiento de la muestra. Simplemente basta con colectar la muestra en cualquier contenedor que sea estéril. Además, simplificaron el test diagnóstico al 

** no requerir conservantes de ácido nucleico en la recogida de muestras, 
** sustituyendo la extracción de ácido nucleico por una simple la proteinasa K y el paso de tratamiento térmico, y 
** probando los especímenes con un doble complejo cuantitativo de transcripción reversa de PCR (RT-qPCR). 

Las pruebas tradicionales de Covid19 son un proceso de dos partes: una vez que se recoge la muestra, se debe extraer el ARN del virus antes de que pueda ser detectado por la técnica PCR. 

SalivaDirect elimina el paso de extracción, reemplazándolo «con algo que es realmente simple» comenta Nathan Grubaugh, profesor adjunto de la Escuela de Salud Pública de Yale, involucrado en el proyecto. "Añades una enzima, la calientas, así que pierdes el paso más caro y el que más tiempo consume y el más hábil".

Canadá

En el otro estudio, investigadores de Canadá reclutaron a casi 2.000 personas con síntomas leves compatibles con Covid-19 o que no tenían síntomas pero tenían un alto riesgo de infección. El diseño del estudio estaba destinado a simular las condiciones de la detección masiva, escribieron los autores.

Los participantes se sometieron a una prueba de hisopado nasal estándar y también recolectaron sus propias muestras de saliva. De los 1.939 pares de pruebas, 34 dieron positivo por infección por coronavirus. También hubo 14 casos en los que se detectó el virus en la muestra de saliva pero no en la muestra nasal, y 22 casos en los que ocurrió lo contrario.

Estos resultados fueron publicados en Annals of Internal Medicine.

Aunque la prueba de frotis nasal detectó más infecciones que la prueba de saliva, esta última resultó apropiada como herramienta de detección, escribió el equipo de la Universidad de Ottawa, la Universidad de Dalhousie y el Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá.

"Las pruebas de saliva presentan ventajas potenciales", escribieron los investigadores. "La recolección no requiere personal capacitado o equipo de protección personal, se puede realizar fuera de los centros de pruebas y puede tolerarse mejor en poblaciones pediátricas o desafiantes".

El equipo de Yale notó algunos de esos mismos beneficios y agregó algunos más. Las pruebas de saliva eliminan la necesidad de que los trabajadores de la salud entren en contacto con personas que podrían estar infectadas, lo que reduce el riesgo de transmisión. Ser capaz de realizar una prueba sin personal médico disponible también elimina un "cuello de botella importante en las pruebas", escribió el equipo.

El Dr. Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de USA, también ha señalado que las pruebas de saliva pueden permitir que la detección continúe incluso cuando los reactivos químicos necesarios para las pruebas de frotis nasal son escasos.

Al menos 5 pruebas de saliva han recibido autorización de uso de emergencia de la FDA, incluida una desarrollada en Yale.