icon

Sayonara Warren Buffett

Berkshire Hathaway Inc., de Warren Buffett, adquirió participaciones de poco más del 5% en 5 de las empresas más venerables de Japón con grandes inversiones en energía. Berkshire reveló las inversiones en Mitsubishi Corp., Mitsui & Co., Sumitomo Corp., Itochu Corp. y Marubeni Corp., justo antes de la apertura del mercado de valores de Tokio el lunes 31/08. Las acciones de las 5 empresas terminaron en Tokio cotizando con un alza de entre 4,2% y 9,48%, lo que ayudó a que el promedio general de acciones Nikkei cerrara + 1,1% más.

Warren Buffett intenta recuperar 'la magia' que dicen que le quitó la pandemia.

Berkshire no dijo cuánto gastó para adquirir las participaciones. Según los precios de cierre del viernes 28/08 de las empresas, una participación del 5% en cada una valdría colectivamente alrededor de US$ 6.000 millones.

Las 5 a menudo se denominan 'empresas comerciales', pero empresa de inversión podría ser una descripción más precisa. Todos tienen participaciones en una variedad de negocios, incluidos intereses en energía y minería. Mitsubishi e Itochu controlan cada uno una importante cadena de tiendas de conveniencia en Japón.

"Estoy encantado de que Berkshire Hathaway participe en el futuro de Japón y las cinco empresas que hemos elegido para invertir", dijo Buffett en un comunicado. Dijo que las cinco empresas "tienen muchas empresas conjuntas en todo el mundo y es probable que tengan más de estas asociaciones".

El presidente ejecutivo de Itochu, Masahiro Okafuji, dijo que la inversión de Berkshire podría ser un detonante para revitalizar la industria. "Es una buena noticia que uno de los principales inversores del mundo haya mostrado interés en las acciones japonesas, especialmente las acciones de las empresas comerciales, que se han quedado rezagadas con respecto a los mercados internacionales", dijo Okafuji.

Un portavoz de Sumitomo dijo que la empresa esperaba tener buenas comunicaciones con Buffett, al igual que con otros inversores. Los representantes de Mitsui, Marubeni y Mitsubishi declinaron comentar sobre la inversión de Berkshire.

Buffett aterrizó en Japón en 2011, 8 meses después de que la región de Tohoku fuera devastada por un terremoto masivo. Esa gira provocó especulaciones de que el fundador de Berkshire Hathaway, famoso por su preferencia por las acciones de gran valor, había descubierto oportunidades en un mercado de valores japonés con grandes descuentos.

Aunque Buffett no hizo de inmediato las grandes inversiones que muchos esperaban, la especulación sobre su interés en Japón estalló nuevamente en septiembre pasado cuando su compañía recaudó alrededor de US$ 4.000 millones en la mayor emisión de bonos denominados en yenes de una institución no japonesa.

"Si el señor Buffett volviera a sus propios principios básicos, entonces Japón es un lugar muy obvio y convincente para hacerlo", dijo John Seagrim, un corredor de valores de Japón en CLSA, en el momento de la emisión de bonos.

El analista de Jefferies, Thanh Ha Pham, dijo que si bien las casas comerciales japonesas enfrentarían desafíos relacionados con la pandemia, a más largo plazo, cada una tenía cientos de subsidiarias y afiliadas en todas las industrias cuyos negocios eran esenciales para el funcionamiento de la economía.

“Si se remonta a 2003, entonces existía la percepción de que ya no necesitábamos casas comerciales porque vendría el comercio electrónico y todos operarían a través de eso. Las casas comerciales fueron escritas como dinosaurios, pero aquí están: todavía existen y ganan dinero. Tienden a evolucionar como negocios y de hecho lo hacen bien ”, dijo el Sr. Pham.