icon

El príncipe detona al poderoso general, complicadísimo saudiproblema

La supuesta corrupción es la herramienta de persecución política que utiliza la familia del rey saudí Salman para cada una de sus acciones. Arabia Saudí tiene problemas crecientes, consecuencia de graves errores de gestión del príncipe heredero Mohamed bin Salman, por lo tanto es evidente que aumentan las denuncias de corrupción que realiza su régimen. En este caso, en la redada han caído militares importantes: ¿el príncipe heredero intuyó que había un peligro de golpe de Estado?

El rey Salman despidió a 2 miembros de la realeza y los remitió junto con 4 oficiales militares para que se investiguen la corrupción en el Ministerio de Defensa en un decreto real publicado por los medios estatales: el príncipe Fahd bin Turki bin Abdulaziz Al Saud (en la foto, el de la izquierda) fue destituido como comandante de las fuerzas conjuntas en la coalición liderada por Arabia Saudita que lucha en Yemen, y su hijo, el príncipe Abdulaziz bin Fahd, relevado de su cargo como vicegobernador de la región de al-Jouf. La acusación contra ellos es del príncipe heredero Mohammed bin Salman (en la foto, el de la derecha). al comité anticorrupción para investigar "transacciones financieras sospechosas en el Ministerio de Defensa".

Después de 15 meses, Mohamed y su equipo dieron por terminada la campaña del hotel Ritz (en la foto) pero dijeron que el gobierno continuaría persiguiendo la corrupción de los empleados estatales. En marzo 2020, las autoridades arrestaron a casi 300 funcionarios gubernamentales, incluidos oficiales militares y de seguridad, acusándolos de soborno y explotación de cargos públicos.

Después de huir de Arabia Saudita ante una inminente purga del príncipe heredero en 2017, Saad al Jabri (en la foto) viajó a Canadá a través de Turquía. Al Jabri alega que Mohamed bin Salman hizo repetidos esfuerzos para llevarlo de vuelta a Arabia Saudita, con amenazas y hasta extorsiones. Menos de 2 semanas después del asesinato de Jamal Khashoggi, el Escuadrón Tigre viajó a Canadá con la intención de matarlo. La demanda dice que el grupo incluyó a un hombre del mismo organismo al que pertenecía el acusado de desmembrar a Khashoggi, y llevaba 2 bolsas del tipo forense.

Altos funcionarios reales y militares han sido relevados de sus funciones y puestos bajo investigación por corrupción, informó la Agencia de Prensa Saudita el lunes 31/08 por la noche.

El comandante de las Fuerzas Conjuntas Fahad bin Turki bin Abdulaziz y el príncipe adjunto de la región de Al-Jouf, Abdulaziz bin Fahad bin Turki bin Abdulaziz, fueron relevados de sus funciones y deberán dar cuenta a investigadores por actos de corrupción vinculados al Ministerio de Defensa.

Antes de convertirse en comandante de fuerzas conjuntas en la coalición, el príncipe Fahd fue comandante de las Fuerzas Terrestres Reales de Arabia Saudita, unidades de paracaidistas y fuerzas especiales, según el diario saudí Arab News. Su padre fue un ex viceministro de Defensa.

Varios otros oficiales y empleados civiles del Ministerio de Defensa también han sido remitidos al Poder Judicial para investigaciones sobre corrupción, según el real decreto.

Esta situación emergió hace varios días ya. El 21/08, varios funcionarios gubernamentales que trabajaban con proyectos turísticos, incluidos

** el histórico sitio al noroeste de al-Ula, 
** los megaproyectos del Mar Rojo y 
** la Compañía de Desarrollo Souda, 

fueron despedidos por sospecha de corrupción.

En febrero de 2019, Arabia Saudita inauguró una nueva oficina para monitorear el gasto estatal, que ayudaría a continuar la lucha contra la corrupción, después del cierre de una ofensiva que había consumido los 15 meses anteriores.

La historia

Después de convertirse en heredero al trono en 2017, luego de dar un golpe palaciego que derrocó a su predecesor, el príncipe Mohammed lanzó una campaña anticorrupción contra decenas de miembros de la realeza, ministros y empresarios detenidos en el hotel Ritz-Carlton de Riad. 

En verdad, eran persecuiones personales contra quienes no lo habían reconocido como lider.

La mayoría fueron liberados después de llegar a acuerdos no revelados con el Reino.

El príncipe heredero aplicó la lucha contra la corrupción a todo aquel que pusiera en dudas sus proyectos de reformas.

En los hechos, la lucha contra la corrupción fue el mecanismo de purga política que utilizó Mohamed, en su afán de 

** consolidarse como heredero único al trono, 
** eliminando a sus rivales posibles, 
** tomar el control del aparato de seguridad del país y 
** ejecutar medidas enérgicas contra la disidencia.

El decreto informó que el príncipe heredero designó al teniente general Mutlaq bin Salem bin Mutlaq Al Azima en sustitución del príncipe Fahd.

La causa saudí huele a podrido

A propósito de corrupción: el príncipe heredero Mohamed bin Salman ha sido acusado de enviar un escuadrón a Canadá para matar a Saad al Jabri, un exfuncionario de inteligencia saudita.

El plan fallido de matar a Al Jabri ocurrió poco después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía, según documentos judiciales de una demanda presentada en USA.

Al Jabri huyó de Arabia Saudita hace 3 años y contrató la protección de seguridad privada en Toronto.

El supuesto complot fracasó después de que agentes fronterizos canadienses sospecharan del escuadrón cuando intentaba ingresar al país por el Aeropuerto Internacional Pearson, de Toronto, según los documentos judiciales.

Al Jabri, de 61 años, fue durante años el intermediario clave entre la inteligencia saudí y el MI6, de Reino Unido, entre otras agencias de espionaje occidentales en Medio Oriente.

La demanda de 106 páginas, presentada en Washington D.C., acusa al príncipe heredero de intentar asesinar a Al Jabri para silenciarlo.

Al Jabri dice que esto se debe a que posee, según el documento, "información condenatoria" sobre la presunta corrupción y sobre la supervisión de un equipo de mercenarios personales etiquetados como Tiger Squad (Escuadrón Tigre).

Los miembros del Escuadrón Tigre estuvieron involucrados en la muerte del periodista disidente Khashoggi, asesinado dentro del consulado saudita en Estambul en 2018, dice la demanda.

"Pocos lugares contienen información más sensible, humillante y condenatoria sobre el acusado Bin Salman que la mente y la memoria del doctor Saad, excepto quizás las grabaciones que el doctor Saad hizo en previsión de su asesinato", dice el documento.

"Es por eso que el acusado Bin Salman lo quiere muerto y ha trabajado para lograr ese objetivo en los últimos tres años", añade.

El ministro federal de Seguridad Pública de Canadá, Bill Blair, dijo que no podía comentar sobre el caso específico, pero señaló que el gobierno estaba "al tanto de incidentes en los que actores extranjeros han intentado monitorear, intimidar o amenazar a canadienses y a personas que viven en Canadá".

"Es completamente inaceptable y nunca toleraremos que actores extranjeros amenacen la seguridad nacional de Canadá o la seguridad de nuestros ciudadanos y residentes. Los canadienses pueden estar seguros de que nuestras agencias de seguridad tienen las habilidades y los recursos necesarios para detectar, investigar y responder a tales amenazas", dijo.