icon

El FC Barcelona es FC Messi, y La Masia es una mentira

Días muy raros en el fútbol profesional europeo. Por un lado, la bomba del marketing deportivo: Neymar dejará de ser la imagen de Nike después de 15 años de relación, según informó la multinacional en un breve comunicado que afirma: "Neymar Jr. dejará de ser atleta de Nike el 31 de agosto del 2020". Neymar tampoco ha renvado aún su contrato con el club PSG, a pesar de los intentos del director deportivo, Leonardo; y del dueño del club parisino, Nasser Al Khelaïfi. En tanto, Lionel Messi, mediante sus abogados, ha mandado ya diversos burofax al Fútbol Club Barcelona pidiendo una salida amistosa y acordada del club, que se aferra a la cláusula de su contrato que ascendería a los 700 millones de euros para la desvinculación anticipada.

Luis Suárez y Arturo Vidal no están en los planes del FC Barcelona, que no está en los planes de Lionel Messi.

Lionel Messi no se presentará a las pruebas PCR que el FC Barcelona realizará a su plantel este domingo 30/08. 

Messi, capitán del FC Barcelona, quiere marcharse del club y afirma que es un jugador libre de contrato.

Los directivos del FC Barcelona invocan la cláusula 24 del contrato, que especifica que el plazo para pedir su libertad vencía el 10/06.

Messi vs. Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, esperan, por diferentes motivos, el arribo el lunes 31/08 de una delegación del inglés Manchester City, que es el club elegido por Messi. 

Tampoco queda mucho tiempo por delante para el cierre del libro de pases de derechos federativos de los clubes.

Bartomeu ofreció renunciar a la presidencia si eso asegura la continuidad de Messi en el club.

Messi no sólo no irá al test sobre covid-19 el domingo sino que, por lo tanto, no asistirá al inicio de los entrenamientos, el lunes 31/08 en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

Los abogados del jugador afirman que la cláusula 24 no se encuentra vigente, a partir de la temporada 2019/2020.

De todos modos, agregan desde el lado de Messi, reclaman acordar una salida del FC Barcelona sin conflictos, ya que su decisión de irse es definitiva y no va a cambiar.

Es un escenario difícil para el FC Barcelona porque desde hace tiempo que gira en torno a Messi, tanto en lo deportivo como en lo comercial.

La mentira

Durante años, periodistas deportivos diversos afirmaron que el FC Barcelona tenía una escuela de fútbol selecta y exitosa. La realidad es que ha resultado una mentira. ¿Dónde están los talentosos jóvenes?

La Masía de Can Planes, una antigua casa de campo construida en 1702, remodelada cuando se inauguró el estadio Camp Nou en 1957, y reconvertido en residencia de jugadores prometedores en 1979, se cerró en 2011, y sus actividades pasaron a un nuevo centro formativo, en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, bautizado La Masía-Centre de Formació Oriol Tort, en honor al cazatalentos Oriol Tort Martínez.

La Masía se hizo famosa porque de allí emergieron Messi. Pero sin Messi, La Masía parece perder valor porque luego no promovió algún talento similar.

La academia ha sido elogiada desde 2002 como uno de los mejores escuelas deportivas del mundo,3​4​ siendo la razón de gran parte del éxito tanto del Fútbol Club Barcelona, como de la Selección Española. Aunque uno de los mayores reconocimientos a nivel mundial se produjo el 10 de enero de 2011, cuando tres jugadores formados en la cantera del club, Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Messi.

En 2010, los 3 fueron el podio para recibir el premio Balón de Oro, otorgado por la FIFA. Nunca ocurrió algo similar. 

Pero Xavi Hernández tiene 40 años. Andrés Iniesta tiene 36. Ambos ya están retirados. Messi tiene 33 y ya no le queda mucho tiempo como jugador en actividad.

En 2014, el diario deportivo francés L'Équipe consideró a La Masía del Fútbol Club Barcelona como "una verdadera fábrica catalana de campeones" al aportar en esa temporada, 43 futbolistas profesionales, 13 de ellos en el dueño de casa y otros en distintos equipos líderes de las 5 grandes Ligas europeas.

Pero en 2020, resulta que el FC Barcelona es Messidependiente, más que en el pasado.

FC Messi

En concreto, FC Barcelona parece aferrarse a su Messidependencia, aún cuando ahora se sospecha que, en el fondo, al holandés Ronald Koeman lo convocaron para renovar todo, y eso incluye a Messi, pero no gratis sino por una buena cantidad de 'pasta', que es lo que se discutirá.

El tema provocó una interesante reflexión de Simon Kuper en el diario británico Financial Times:
"El mejor futbolista de probablemente cualquier época ha vivido durante casi toda su carrera en la anodina localidad de Castelldefels, en las afueras de Barcelona. Estoy escribiendo un libro sobre el FC Barcelona, ​​y cuando una persona local me pasó por la casa de Lionel Messi una tarde, me di cuenta: la base fundamental de 15 años de fútbol rutinariamente brillante es una vida aburrida.

En una colina lejos de las playas locales, Messi compró la casa de un vecino y construyó un recinto completo con un campo de mini-fútbol. Palmeras, buganvillas (enredaderas) y paredes blancas brindan privacidad. Parece la casa de un millonario bastante estándar en el condado de Orange. 

Su esposa Antonella (a quien conoce desde la infancia en Rosario, Argentina) lo ayuda a distanciarse del fútbol una vez terminado el trabajo. Dice que al criar a tres hijos pequeños, se siente "destruido" al anochecer y se acuesta temprano.

En los días de partido, el jugador de 33 años brillará en el Camp Nou y luego viajará 25 minutos a casa por la carretera de medianoche casi vacía, generalmente compartiendo el coche con su vecino y mejor amigo, Luis Suárez. Tres días después, lo vuelve a hacer.

El martes 25/08, Messi escribió al Barça pidiendo que le dejaran salir, gratis. Desde la paliza por 8-2 ante el Bayern de Múnich, el 14/08, el club se ha desplomado. Parece el final de una era en la que el FC Barcelona se transformó en FC Messi.

La tendencia en el fútbol en el último cuarto de siglo es que los futbolistas móviles, multimillonarios y casi irremplazables, acumulen poder. Ya no aceptan a los gerentes autoritarios.

Pero ningún club llevó el poder del jugador más lejos que el Barcelona. Eso es porque durante años ningún club tuvo mejores jugadores. Messi y una excepcional generación española ganaron al menos un trofeo cada temporada desde 2009 hasta 2019. 

Antes de Messi, el Barça vivía frecuentemente en un presente eterno donde el próximo partido era la próxima crisis. El argentino se convirtió en un paraguas de la organización. Hizo que dirigir al Barça fuera relativamente fácil. La mañana después de que el primer equipo venciera al Real Madrid, todos los empleados del club llegaron al trabajo relajados y sonrientes. 

Messi vivió el dictámen de que el mejor jugador era el responsable del resultado. Cuando el FC Barcelona no estaba jugando bien, sintió que estaba en él cambiar el partido. Si daba instrucciones tácticas a un compañero de equipo o se dirigía al equipo en el vestuario antes del inicio del partido, su palabra era ley, incluso para el entrenador en jefe, un puesto ocupado por nombres de bajo perfil, compatibles con Messi desde 2012. 

Los forasteros a menudo lo confunden con una figura mansa y silenciosa. Dentro del Barça, mucha gente le teme. Un ex presidente de club me dijo: "No necesita hablar. Su lenguaje corporal es el más fuerte que he visto en mi vida. Lo he visto con una mirada en el vestuario que todo el mundo sabe si está de acuerdo o no con una sugerencia. Y eso es. Es mucho más inteligente de lo que la gente piensa, o de lo que transmite". 

"¿Qué es lo que quiere?", yo pregunté.

“Quiere fútbol”, respondió el ex presidente, lo que significa que Messi quería que el Barça jugara exactamente como él quería. 

A Messi no le gustaba mucho tener poder. Hubiera preferido que los directores y entrenadores del club se encargaran de todo... siempre que hicieran lo que él quería. Siempre ha negado con irritación tener voz y voto sobre las transferencias y las citas de entrenador, y es cierto que no tenía derecho a veto.

Sin embargo, el Barça tuvo en cuenta sus deseos en cada gran decisión. 

El verano pasado, él pidió la devolución del brasileño Neymar, quien se marchó (N. de la R.: con escándalo) al Paris Saint-Germain en 2017. Los directivos del Barcelona no tenían intención de ofertar 200 millones de euros por un jugador de 27 años propenso a las lesiones, pero pasaron dos meses más o menos fingiendo, para que eventualmente pudieran decirle a Messi: "Lo sentimos, lo intentamos pero no pudimos conseguirlo". 

Messi no quedó impresionado. Él culpa a la junta por limitar la tarea de reclutamiento de talentos. El Barça ha gastado más de 1.000 millones de euros en traspasos desde el verano de 2014, más que cualquier otro club, pero ha acabado con un equipo antiguo casi sin valor de reventa.

Eso es, en parte, porque la generación de Messi se quedó más tiempo que lo previsible. Ganar uno de los salarios medios más altos en todos los deportes de equipo, entre compañeros brillantes, en el lugar más habitable de Europa, ¿por qué se irían? 

Poco a poco aligeraron su carga de entrenamiento, presionaron menos en los juegos y aún así vencieron a la mayoría de los oponentes en talento y conocimientos.

Así llegó el Barça al partido ante el Bayern, con 6 jugadores de campo de 31 años o más. Messi había estado advirtiendo durante meses que el equipo no era lo suficientemente bueno para ganar trofeos.

Preguntado sobre su futuro, siempre decía: “Lo más importante es tener un proyecto ganador”. 

El Barcelona parece ahora incapaz de construir uno nuevo. Tienen la intención de deshacerse de sus viejos -se ha pedido a Suárez, también de 33 años, que se vaya- pero no pueden permitirse comprar estrellas más jóvenes. 

Y su otrora cantera mundial, la Masia, ha producido solo 1 gran jugador en 1 década: Thiago Alcântara, que este mes demolió al FC Barcelona y ganó la Champions League con el Bayern.

Un matrimonio de 20 años entre jugador y club parece haber terminado. Contribuyó bastante a la felicidad global."