icon

Córdoba: 14 mil hectáreas afectadas y la lluvia no llega

A pesar que las sierras son víctimas frecuentes de incendios, en esta ocasión es "el más grande de los últimos 12 años", según el director de Defensa Civil provincial. Esta mañana comunicaron que fuego se dirige rápidamente a Capilla del Monte. 

En las sierras no llueve desde abril y estiman que recién llegarían a fines de la semana presente.

El fuego destruye campos, viviendas y animales en 14 mil hectáreas de terreno cordobés, según datos de la Federación Agraria Argentina (FAA). Otros organismos apuntan que se acercan más a las 20 mil. 

Cinco aviones hidrantes y dos helicópteros trabajan incansablemente, mientras se evacuaron 150 personas durante el fin de semana y 50 ayer. 

Mientras el humo y las cenizas llegan a las ciudades cercanas y a la capital provincial, se investiga si el origen fue intencional.


El clima caluroso, la vegetación particularmente seca de la provincia, la baja humedad y los vientos no crean un buen panorama para los lugareños y para los bomberos que trabajan en las zonas en riesgo. Las lluvias recién llegarían a finales de la semana.

El principal incendio se desató en Ischilín, entre las rutas  38 (cortada anoche) y 17, en el famoso Pan de Azúcar.  En la localidad aledañas de Los Terrones son grandes las pérdidas por los focos ígneos, así como en Capilla del Monte dónde se quemaron siete viviendas. 

"Todos los años tenemos incendios, pero en esta oportunidad el fuego es incontrolable", dijo el referente de la Filial Sierras Grandes de la Federación Agraria, Daniel Ahumada.

Ayer el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, agradeció el llamado del presidente Alberto Fernández "para ponerse a disposición en la colaboración con todo lo necesario en la lucha contra los incendios".​