icon

El futuro llegó: inventaron ropa que destruye virus

A la par de la creación de vacunas y de nuevos métodos de testeo de COVID-19, científicos españoles idearon una indumentaria antiviral. La tecnología se basa en las ondas infrarrojas. 

El tejido de la indumentaria mejora la circulación, incrementa de la oxigenación celular, el tono muscular, acelera la recuperación, tiene un efecto antiinflamatorio, entre otras.

Desde el inicio de la pandemia la medicina y la ciencia se han unido en la búsqueda por aminorar los daños de la COVID-19. Incluso grupos de investigación han virado sus estudios en curso para enfocarse en el nuevo virus. 


Así también lo hicieron los científicos del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería (España) en conjunto con la empresa Bionox, que ya lleva cinco años desarrollando un tejido que mejora la salud a través de ondas infrarrojas. 

En concreto, la ropa futurista es fabricada con un textil hecho de nanopartículas biocerámicas que, en la proporción adecuada y en contacto con el cuerpo, toman la luz solar y emiten una longitud de onda que penetra el cuerpo y desencadena procesos fisiológicos beneficiosos a nivel celular.

"Este material textil ha demostrado reducir la proliferación de virus y bacterias, pues destruye el ARN de estos virus y bacterias, reduciendo la propagación de la infección y las complicaciones de las mismas", explican desde la compañía Bionox al sitio Sputnik. 

Además de antiviral, estas ropas pueden ayudar a personas con otras condiciones de salud, como la diabetes, gracias a que genera un efecto en la irrigación sanguínea. 

Si el estudio confirma el efecto positivo de las prendas a la salud, terminará por revolucionar el rubro textil. Prevén que las remeras costarán unos 85 euros.