icon

COVID-19: un nuevo aparato no invasivo detectaría el virus en segundos

Fue diseñado por científicos israelíes y calculan que cada test valdrá un cuarto de dólar. Sólo consiste en un análisis de saliva sin hisopado. 

SpectraLIT serviría para la detección masiva, así como en aeropuertos, residencias de ancianos y en los propios hogares.

Los científicos del Centro de Medicina Geográfica y Enfermedades Tropicales de Sheba no sólo aseguran que su nuevo método es más rápido sino más preciso. 


Se trata de un aparato pequeño llamado SpectraLIT que se alimenta por USB. Utiliza la presencia del virus en la saliva, que aparece en cantidades pequeñas en las etapas iniciales y más abundante a medida que la enfermedad avanza. 

El testeo consiste en que la persona se enjuague la boca con una solución, luego la escupa en un frasco posteriormente examinado por un espectómetro que identifica la COVID-19

El método es operado con inteligencia artificial, lo que hace más preciso el resultado. Mientras el procedimiento estándar de PCR tiene un 80% de eficacia, este pequeño dispositivo alcanzaría el 95%.  

El hisopado es un procedimiento desagradable para el individuo e implica un análisis largo de laboratorio. Por eso los israelíes buscaron un método de detección más amigable, rápido y que sirva para las etapas tempranas de infección. 

Este sistema es muy rápido, barato y parece fiable. Es adecuado para la detección masiva, así como para la detección en aeropuertos, en residencias de ancianos, e incluso en las casas, dijo el profesor Eli Schwartz, jefe del estudio. 

SpectraLIT está actualmente a la espera de los permisos regulatorios y se espera que cada test cueste 25 centavos y el aparato 200 dólares. Creen que estará disponible para otros países a fin de año.