10 + leídas del dia


icon

El coma de Navalny ahoga el éxito de Sputnik V

Parece que apenas días atrás Rusia festejaba la 1ra. vacuna contra covid-19, y exhibía la eficiencia de su investigación biomédica. En cambio hoy día, las noticias sobre Rusia se enfocan en la tenebrosa represión de disidentes, a partir del caso de Alexey Navalny. Moscú no se beneficia del presunto envenenamiento del activista anticorrupción Navalny, declaró un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, que cuestionó la prisa con la que los medios de comunicación y los gobiernos occidentales hicieron la insinuación del atentado biológico del Estado contra un político opositor. En tanto, hay información importante que llega desde Alemania, donde Navalny sigue en coma inducido.

Camino al avión, nada hacía imaginar la tragedia. La imagen fue tomada en el ómnibus hacia la escalerilla. Alexey Navalny enfermó durante un vuelo de Tomsk a Moscú y fue trasladado a un hospital en la ciudad siberiana de Omsk, donde su estado se estabilizó. Luego él fue trasladado en avión a Alemania para recibir tratamiento adicional, a pedido de su esposa y amigos.

Los Navalny.

El comunicado del Ministerio de Exteriores ruso fue posterior a una reunión entre el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov; y el subsecretario de Estado de USA, Stephen Biegun, durante la cual se habló de Navalny, entre otras cuestiones.

El ministerio agregó que las acusaciones de un 'encubrimiento' hechas contra los médicos rusos que trataron por primera vez a Navalny eran falsas.

Consideramos profundamente ofensivas las acusaciones de 'encubrimiento de la verdad', dirigidas desde algunas capitales occidentales a los médicos en Omsk, quienes de inmediato prestaron ayuda altamente profesional” a Navalny, dijo el comunicado.

"Entregaron el historial médico completo del paciente al equipo de médicos alemanes", agregó el texto. "Esperamos que los médicos alemanes muestren el mismo enfoque profesional y no permitan que los resultados de sus pruebas de laboratorio se utilicen con fines politizados".

El lunes 24/08, médicos alemanes dijeron que Navalny fue envenenado por una sustancia del grupo de inhibidores de la colinesterasa, pero no pudieron decir cuál. 

Sin embargo, el jefe de la unidad del hospital de Omsk, el Dr. Alexander Sabayev, dijo a los periodistas el mismo día que el activista dio negativo en la prueba de cualquier fármaco, incluidos los inhibidores de colinesterasa.

La Unión Europea ha pedido una "investigación exhaustiva" del presunto envenenamiento de Navalny. 

Desde Israel, el secretario de Estado de USA, Mike Pompeo, lo respaldó y dijo que "la familia de Navalny y el pueblo ruso merecen que se lleve a cabo una investigación completa y transparente, y que los involucrados rindan cuentas".

Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, dijo a los reporteros que los médicos alemanes se apresuraron a usar el término "envenenamiento" y que una investigación era prematura.

Por el momento, todo lo que usted y yo vemos es que el paciente está en coma”, dijo Peskov a los periodistas. 

Agregó que cualquier sugerencia de que Putin estuviera involucrado en la condición de Navalny era "especulación" y que el Kremlin no las tomaría en serio.

Mientras tanto, el Comité de Seguridad del Parlamento ruso ha comenzado una investigación sobre si gobiernos extranjeros estuvieron involucrados en dañar la salud de Navalny "para crear tensión dentro de Rusia, así como para formular nuevas acusaciones contra nuestro país", según su portavoz Vyacheslav Volodin.

En Alemania


"La taza en la mano derecha del hombre es de color rojo brillante y el contenido parece estar bastante caliente. En cualquier caso, Alexei Navalny simplemente parece estar soplando cuando el DJ Pavel Lebedev se toma su foto en el aeropuerto de la ciudad siberiana de Tomsk el jueves pasado. 

Es una de las últimas imágenes por el momento que muestra al crítico del Kremlin en buen estado de salud. Navalny pensaba abordar el vuelo S7 2614 de regreso a Moscú pero antes decidió beber una taza de té en una cafetería del aeropuerto de Bogashevo. Fue la primera y única comida ese día, dijeron más tarde las personas de su confianza.

En el autobús hacia el Boeing 737 que esperaba, Navalny aparentemente estaba de buen humor y nuevamente aceptó tomarse una selfie. Pero ya en el anvión, el hombre de 44 años, de repente, se sintió muy mal. En el canal de Instagram de Lebedev, se pueden ver videoclips en los que miembros de la tripulación con equipo médico corren hacia la parte trasera en el pasillo central del avión, probablemente hacia el baño. Se escuchan fuertes gritos en la cabina, aparentemente de Navalny.

Desde el lunes 24/05 hubo al menos un indicio de la sustancia que causó problemas tan masivos al político opositor. Navalny, que ahora está siendo tratado en Berlín tras una parada de emergencia en el hospital de la ciudad de Omsk, aparentemente fue intoxicado con una sustancia "del grupo de principios activos de los inhibidores de la colinesterasa". Esto es lo que informaron, en un comunicado, los médicos que lo trataron.

Hasta la muerte

Los inhibidores de colinesterasa son sustancias que bloquean permanentemente una enzima en el sistema nervioso del cuerpo humano. Se pueden absorber a través del tracto gastrointestinal, los pulmones y la piel. Las sustancias interrumpen la transmisión de impulso entre las células nerviosas y las células musculares y determinadas partes del sistema nervioso. El resultado: síntomas de intoxicación como 

** compresión de la pupila, 
** pérdida involuntaria de orina y heces, 
** depresión respiratoria, 
** pulso lento, 
** convulsiones y, según la dosis, 
** muerte.

"Varias sustancias químicas pueden tener estos efectos, incluidos en particular ésteres de ácido fosfórico orgánico y ésteres de ácido fosfónico", dijo el experto en armas químicas Ralf Trapp, con sede en Ginebra, Suiza, cuando lo consultó Der Spiegel. 

"Estos grupos de sustancias incluyen una serie de pesticidas, pero también los agentes químicos de guerra nerviosa desarrollados con fines militares, incluidos el tabun, el sarín, el somán, los agentes de guerra V, los llamados novichoks y algunos carbamatos", agregó.

"Estas sustancias también se han utilizado en asesinatos", dice Trapp. 

Un ejemplo: el ataque contra Kim Jong Nam, en Malasia en 2017, con el agente de guerra VX.

Otro: el ataque contra la familia Skripal, en Salisbury, Inglaterra, en 2018. 

En este caso se utilizó la neurotoxina Novichok. 

Actualmente no es posible decir con qué sustancia entró en contacto Navalny. 

"La sustancia específica aún no se conoce", dice el comunicado de Charité. 

En el hospital de Omsk, los médicos insisten en que buscaron inhibidores de colinesterasa en su paciente prominente. Sin embargo, estos no se encontraron en los análisis.

"Eso no significa que los rusos estén mintiendo necesariamente. Los diferentes resultados posiblemente puedan explicarse por el método analítico utilizado", dijo Ralf Stahlmann. 

El médico fue director del Instituto de Farmacología Clínica y Toxicología en la Charité de Berlín durante muchos años, pero no participa en el tratamiento de Nawalny.

En la Charité, el paciente de Rusia es tratado en coma inducido en la unidad de cuidados intensivos. 

Según la información de los médicos, él recibió el antídoto 'atropina' ya en el hospital de Omsk. 

Este alcaloide, que se encuentra naturalmente en el arbusto 'belladona', ayuda al cuerpo a lidiar mejor con las consecuencias de los inhibidores de la colinesterasa. Entre otras cosas, se acelera la frecuencia cardíaca.

La enzima bloqueada por la intoxicación no vuelve a activar la atropina. "La sustancia actúa de forma rápida y eficaz contra varios síntomas, pero no contra todos", explica el toxicólogo Stahlmann. Esto se debe a que solo ciertos receptores responden a él.

¿Qué pasará ahora?

Existen varios fármacos para reactivar la colinesterasa, incluidas las llamadas oximas, que se están investigando en la Universidad Bundeswehr, en Munich, entre otros. 

Los inhibidores de la colinesterasa también podrían servir como armas para terroristas, por ejemplo. 

"Las oximas solo son efectivas si se administran inmediatamente después del envenenamiento", dice Stahlmann. 

Con el paciente Navalny, probablemente ahora sea demasiado tarde para eso.

** ¿Cuánto tiempo tiene que pasar el político aparentemente envenenado en coma artificial? 
** ¿Alguna vez volverá a estar completamente sano? 

Estas preguntas no pueden responderse seriamente en este momento. 

Algunos inhibidores de la colinesterasa pueden causar daños graves a los nervios semanas después de la ingestión. Las consecuencias de una intoxicación masiva pueden ser drásticas. 

"Hay indicios de daño neuropsiquiátrico a largo plazo causado por tales sustancias", dice el toxicólogo Stahlmann. "Sin embargo, el efecto no es el mismo para todos los inhibidores de colinesterasa y también depende de la dosis", agregó."

El experto en armas Trapp también dice: "El daño a largo plazo al sistema nervioso y otros órganos también puede ocurrir después de una intoxicación aguda".

Si Navalny, tal como parece, ha sido realmente envenenado activamente, surge la cuestión de la responsabilidad. 

"Es un poco sospechoso que alguien que se opone con vehemencia al Estado ruso se enferme tanto", dijo el experto británico en armas químicas Hamish de Bretton-Gordon, en The Guardian.

Agente químico

¿Un ataque con inhibidores de colinesterasa ahora necesita una infraestructura sofisticada que solo un Estado puede tener? 

"No. La química de estas sustancias no es demasiado compleja", dice el toxicólogo Stahlmann. 

"Para algunas de las sustancias no se necesita tecnología sofisticada para fabricarlas. La síntesis es fácil y el manejo es bastante difícil", agregó. 

Cualquiera que quiera asesinar con tales venenos debe tener cuidado de no convertirse en una víctima.

Algunos medicamentos para la enfermedad de Alzheimer, como donepezil, galantamina o rivastigmina, también actúan como inhibidores de la colinesterasa, al igual que el pesticida paratión, o E 605 para abreviar, que está prohibido en la Unión Europea. 

Todos ellos pueden desencadenar síntomas de envenenamiento como el de Navalny. 

Entonces, ¿era realmente un agente de guerra química? 

"Una cosa me sorprende", dice Stahlmann. "Parece que pasó algún tiempo entre la ingesta de té y la aparición de los síntomas. Eso no podría ocurrir con estas sustancias". 

Esto, posiblemente, podría ser una indicación de que el veneno no estaba en la taza de té, pero que Navalny entró en contacto con él más tarde, tal vez en el avión.

El belga Jean-Pascal Zanders es, al igual que su colega en Ginebra, Trapp, un experto independiente en armas químicas. 

Él también está siguiendo de cerca el caso Navalny. 

Durante años, Zanders ha mantenido una base de datos en la que recopila documentos sobre armas biológicas y químicas. Cuando Der Spiegel se acercó a él después de la declaración de Charité sobre la condición del paciente de Rusia y su tratamiento en Berlín, Zanders dijo que acababa de clasificar el texto en su base de datos bajo la palabra clave "veneno nervioso".