icon

De Mancuso a Saab, la peligrosa discrecionalidad de las extradiciones

Salvatore Mancuso es un ex asesino paramilitar y narcotraficante, pero para USA lo más importante es que ejecutó tareas importantes para Washington DC en la destrucción de Pablo Escobar, quizás de Fidel Castaño, y en la guerra contra las FARC. Por lo tanto, merece la extradición a Italia y no a Colombia: un descanso europeo. Casi en simultáneo, otro colombiano, Alex Nain Saab Moran, sin la sangre derramada por Mancuso ni participación en el narcotráfico ni el volumen económico-financiero que amañó el líder de las AUCE (Autodefensas Unidas de Colombia), sí es prioritario que termine sus días en una cárcel estadounidense. Sucede que es un confidente de Nicolás Maduro -testaferro, le llaman los opositores venezolanos- y entonces, el mismo Presidente que tuvo en su grupo de confianza a Paulo Mananfort y Steve Bannon, levanta cargos que obviamente son en muchos casos incomprobables (tal como ocurrió en casos muy conocidos, desde Huawei, el 5G y TikTok hasta la famosa 2da. invasión a Irak) pero para USA hay delincuentes buenos y delincuentes malos. Ahora sí vamos a las noticias. 

Empresario farmacéutico de Cabo Verde, Fernando Gil Alves.

Verborrágico Salvatore Mancuso, corrupto pero amigo de USA.

La Cancillería de Colombia reclamó la extradición del asesino narcotraficante anticomunista Salvatore Mancuso, hoy día en USA.

Cuando Carlos Castaño, por entonces líder de las Autodefensas Unidas de Colombia, no estaba convencido de financiarse con el narcotráfico. Pero Mancuso era un fervoroso simpatizante de diversificarse hacia el narcotráfico, y fue el origen del asesinato de Carlos Castaño a manos de su hermano Vicente, luego también asesinado.

Cuando  que ha adelantado las gestiones necesarias para presentar la solicitud de extradición.

La Justicia estadounidense informó que Mancuso no irá a Colombia, aún cuando el gobierno de Bogotá es aliado de Washington DC y 3 veces pidió la extradición de Mancuso, sino a Italia, porque se prioriza el cumplimiento de compromisos no escritos con 'el amigo' Mancurso. 

El Departamento de Estado rechazó los pedidos de Colombia afirmando que había 'errores técnicos' cometidos en el trámite.

En definitiva, todos los familiares de los asesinados por Mancuso no tendrán satisfacción, y el delincuente podrá disfrutar de su estadía italiana. 

‘Ndrangheta

Para asegurar su extradición a Italia, los abogados de Mancuso se valieron del argumento que la permanencia de Mancuso por más de 90 días en una cárcel de migración, era una “violación continua del interés por su libertad y una violación constitucional”.

Mancuso sabe que cuanto llegue a Italia, serán imposibles las posibilidades de una posterior extradición a Colombia. Mancuso tiene la ciudadanía italiana, o sea pasaporte comunitario, e Italia no extradita a sus ciudadanos. 

De acuerdo a la revista Semana, durante años el fallecido socio de Mancuso, Giorgio Sale, preparó una trama de inversiones en Italia para financiar la nueva vida de Mancuso, quien mantiene una entrañable amistad con la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa del sur de Italia. 

El otro colombiano

Mucho más modesto en la escala criminal, el también colombiano, Alex Nain Saab Moran, la pasa bastante peor que Mancuso porque su horizonte no es Italia sino una cárcel estadounidense donde debería enfrentar las presiones para convertirse en un arrepentido contra Nicolás Maduro y todo el ex chavismo que gobierna tan mal pero tan mal Venezuela, en una mezcla de incompetencia y corrupción que sorprende a sus propios aliados rusos.

La novedad en este caso que el Ministerio Público de Cabo Verde, el archipiélago donde Saab permanece preso, con pedido de extradición estadounidense, desmintió que el “desplazamiento de dos ciudadanos caboverdianos a la República Bolivariana de Venezuela, supuestamente con la misión de iniciar contactos con el presidente de ese país [Nicolás Maduro] como emisarios del Gobierno”, gozara de alguna autorización gubernamental.

Es más, “el Ministerio Público determinó, el 20 de agosto de 2020, la apertura de investigaciones penales”.

"Se trata de hechos que pueden, por ahora, integrar la práctica de un delito de usurpación (N. de la R.: de títulos y honores) por parte de la autoridad caboverdiana, previsto en el artículo 312 del Código Penal y sancionado con una pena de prisión de 1 a 5 años", agregó el Ministerio Público. .

Al finalizar la investigación, "se hará pública la dirección de la orden de cierre de la instrucción, la cual se llevará a cabo en secreto de justicia".

Cabo Verde

La noticia del presunto desplazamiento de emisarios del gobierno de Cabo Verde a Venezuela, en el contexto del caso Alex Saab, fue difundida por primera vez por el diario 'El Nuevo Herald', la versión en español del Miami Herald, ambos medios profundamente críticos de Cuba, Venezuela, Irán, Rusia y China, es decir casi como Infobae, o como Voz de América pero privado. 

La visita relámpago a Caracas del influyente empresario farmacéutico Fernando Gil Alves y del exfuncionario de Turismo Carlos Jorge Oliveira Gomes, ambos de Cabo Verde, desató una suerte de especulaciones.

El Gobierno de Cabo Verde negó haber enviado representantes a Caracas. 

La verdad es que en Cabo Verde hay una enorme discusión política interna acerca de qué hacer con Saab. 

Por un lado, hay certeza en que ocurrió una prisa excesiva por cumplir con una posible orden de captura internacional ordenada por USA a través de Interpol.

Por otra parte, la economía es tan desastroza, y como depende del turismo, actividad con un horizonte tan calamitoso como su presente, no está en condiciones de intentar decisiones independientes.

La acusación

¿Qué dice USA contra Saab? 

El documento, que va acompañado de un informe policial, informa que Saab fue imputado el 25/07/2019 "por su presunto papel en el lavado de ingresos por violaciones de Ley Contra la Práctica de la Corrupción en el Extranjero (FCPA) junto con un esquema de pago de sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno venezolano".

En total le adjudican 8 delitos, que incluyen 7 cargos de lavado de activos y un cargo de conspiración para cometer lavado de activos.

Imposible desconocer que USA inventó una cantidad de delitos no cometidos por la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, quien permanece aún en Canadá con un pedido de extradición que presentó USA, y que Canadá se reprocha, igual que Cabo Verde, la forma en que procedió el estúpido funcionario que actuó sin reflexionar.

“La denuncia también alega y busca el decomiso de más de US$ 350 millones, que representan el monto de los fondos relacionados con la infracción”, se lee en el resumen.

Obvio que el conjunto de opositores venezolanos que se masturban a diario con la idea que los rusos y chinos abandonen a Maduro, afirman que esto es muy grave.

Pero lo que está en discusión no es la gravedad del delito porque, de lo contrario, Mancuso no iría rumbo al Mediterráneo, sino la conveniencia política de su extradición.

Según la acusación, a noviembre de 2011 y al menos hasta septiembre de 2015, Saab, junto con el empresario colombiano Álvaro Pulido Vargas (también conocido como "el alemán Enrique Rubio Salas") "conspiraron con terceros para lavar el producto de un esquema de soborno ilegal de cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hacia y a través de cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos”.

Según explicó, el empresario obtuvo un contrato con el gobierno venezolano en noviembre de 2011 para construir viviendas de interés social. A continuación, Saab y sus co-conspiradores habrán aprovechado el “tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela, bajo el cual se podrían obtener dólares estadounidenses a una tasa favorable, presentando documentos de importación falsos y fraudulentos de bienes y materiales que nunca han sido importados. a Venezuela”. 

En el proceso, supuestamente se sobornó a entidades gubernamentales venezolanas para aprobar estos documentos.

Bueno... con similar seriedad USA afirmó que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y fue a la guerra sabiendo que era una mentira.

Imputar no es condena

Las reuniones de pago de sobornos tuvieron lugar en Miami, en teoría, y Saab transfirió el dinero relacionado con el plan a cuentas bancarias en Florida. "Como resultado del esquema, la denuncia alega que Saab transfirió aproximadamente US$ 350 millones de Venezuela, a través de los Estados Unidos, a cuentas que poseía o controlaba en el exterior".

Entonces se invoca la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), promulgada por el Congreso de los Estados Unidos en 1977, y se propone que un Jurado estadounidense analice el caso con Saab presente para determinar si es delito o no.

Éste es el punto donde las autoridades de Cabo Verde temen ser el hazmerreir global: extraditar en base a una imputación y no a una condena.

A María Corina Machado Pariscal no le parecerá importante porque es ingeniera pero en el mundillo de los abogados, el tema no es menor.

La defensa de Saab es liderada por el ex juez español Baltazar Garzón, quien apuesta por la ilegalidad de la detención, ya que Saab viajaría con pasaportes diplomáticos.

Tiempo de descuento para que se defina esta situación con muchísimo en disputa, en especial por lo que los estadounidenses creen que pueden obtener de Saab en cuanto a información doméstica sobre Maduro.