icon

Tu cabello puede develar las deficiencias de tu alimentación

¿Comés más salchichas y hamburguesas que verduras y frutas? La técnica utilizada en esta novedosa investigación lo revela incluso sin que te enteres. 

El cabello es una de las únicas muestras científicas que no necesitan un consentimiento voluntario ni son invasivas.

El cabello una de las únicas muestras científicas que no necesitan un consentimiento voluntario ni son invasivas

Por otro lado, está compuesto principalmente por la proteína queratina, que es un compuesto de aminoácidos que provienen de las proteínas que se consumen a través de la comida. “Por ende, dice mucho de su dieta”, explicó el investigador principal de la investigación, Luciano Valenzuela.

Del total de 684 personas, más de la mitad se alimentan con proteínas animales provenientes de feedlots o corrales de engorde de ganado, que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud humana y causar obesidad.

Además el estudio descubrió que este grupo se corresponde con los sectores socioeconómicos más bajos.

En contraposición, también descubrieron que la población de estatus socioeconómico más alto incorpora en su dieta más proteínas vegetales, lo que redunda en una mejor alimentación y salud.

“El tipo de proteína barata se encuentra en hamburguesas, salchichas y otros alimentos ultraprocesados. Y el consumo de estos alimentos va en detrimento de una dieta más balanceada, con más vegetales, frutas, granos”, advirtió el científico.

 

Isótopos

La técnica que se utilizó para arribar a las conclusiones se llama medición de isótopos estables y suele utilizarse para estudiar restos arqueológicos.

Consiste en medir las moléculas de distintos compuestos, como nitrógeno y carbono, alojadas en huesos, dientes o pelos.

Lo novedoso aquí es que la técnica se utilizó para estudiar una población actual y permitió ver las proporciones de proteína animal y vegetal que comió cada persona.

Sin embargo, los científicos explicaron que no permite descubrir cosas específicas sino aspectos como por ejemplo si los individuos son veganos, vegetarianos u omnívoros.

 

La investigación

La investigación estuvo a cargo de un equipo internacional. Dentro del grupo estuvo el biólogo argentino del CONICET, Luciano Valenzuela.

La muestra se tomó en 126 peluquerías estadounidenses y el cabello pertenecía a 684 personas diferentes.

Los resultados se publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).


 Próximamente en Argentina

Valenzuela adelantó que el objetivo es realizar las mismas estimaciones en Argentina. Para eso lanzó una colecta de pelo de barba, “porque es el pelo que crece más rápido. Entonces, si analizamos el pelo de barba vamos a analizar el pelo que creció sí o sí en cuarentena”.

“Es un momento ideal porque las personas están aisladas, en cuarentena, y no se movieron de sus casas. Así que vamos a poder averiguar cómo come y qué fuente de agua beben las personas en su hogar, con muy poco margen de error”, prevé el científico.