icon

Sacerdote católico investigado por lavado de US$ 357 millones

A decir verdad, el movimiento financiero de la organización católica llamó la atención del Vaticano antes que de las autoridades fiscales brasileras, y por eso ya en septiembre 2019, 2 representantes del Vaticano estaban en Trindade para investigar a la Asociación de Hijos del Padre Eterno. 

El padre Robson de Oliveira, de 46 años, tiene mucha influencia entre los católicos en las redes sociales. En Facebook, su página tiene 3,9 millones de seguidores.

Ya en septiembre de 2019, 2 representantes del Vaticano estuvieron en Trindade para investigar la Asociación de Hijos del Padre Eterno (Afipe), dirigida por el padre Robson de Oliveira. En entrevista con el diario O Popular, el secretario de Seguridad Pública de Goiás, Rodney Miranda, confirmó la información y dijo que la preocupación era por la cantidad de dinero recaudado en el Santuario.

La Afipe es responsable de la administración de la Basílica Santuário de Trindade, y la sorpresa es que negoció con empresas que tenían los mismos dueños y estaban ubicadas en la misma dirección que la asociación. 

Entre los movimientos sospechosos está la compra de una finca en Abadiânia y una casa de playa cuando parte de los fondos recibidos se destinarían a la construcción de una 2da. basílica, obra presupuestada en R$ 100 millones (US$ 17,8 millones), que debiera estar lista en 2022, pero se pospuso para 2026.

Las negociaciones involucraron a las empresas WKS Empreendimentos Imobiliários, Via Maia Administradora de Bens, KD Administradora de Bens y Terra Nobre Administradora de Bens, quienes tenían las mismas personas como socios y todas tienen su sede en un edificio en la Avenida Jamel Cecílio, en Goiânia. 

Según el Ministerio Público, KD Administradoras de Bens recibió decenas de pagos de Afipe, a través de inmuebles. En todas las negociaciones, la entidad relacionada con la iglesia sufrió pérdidas.

Este viernes 21/08, el Ministerio Público del Estado de Goiás (MPGO) desencadenó la 'Operación Vendilhões', con 16 órdenes de registro y arresto. El monto investigado en un capítulo inicial es de R$ 1.700 millones (US$ 304,11 millones), en concepto de delitos de malversación de fondos y blanqueo de capitales.

La Justicia autorizó la violación de la confidencialidad de los datos bancarios, fiscales, telefónicos y telemáticos, así como la interceptación telefónica de los investigados.

El Ministerio Público del Estado de Goiás (MP / GO) incluso pidió la detención del padre Robson, pero la Justicia lo negó.

El viernes, el padre Robson pidió renunciar como rector de la Basílica de Trindade y la presidencia de Afipe. 

En un video, publicado este sábado (22/8), el sacerdote negó las acusaciones y dijo que “cada donación que hacemos al Padre Eterno, fue totalmente, repito, totalmente utilizado en la propia asociación a favor de la evangelización”.

Lavado de dinero

Pero el Ministerio Público sospecha que los religiosos lideran un plan del lavado de dinero donado por los fieles. 

La investigación del Ministerio Público apunta a Fazenda Serenata e Monjolinho, en Abadiânia, una residencia comprada por R$ 6,3 millones (US$ 1112 millones), el 17/03/2016, y vendida, más de 3 años después, a Terra Nobre, por el mismo monto. 

Y a la compra de una casa de playa, valorada en R$ 2 millones (US$ 357.500) pero vendida por R$ 1,35 millón cuando el predio estaba hipotecado en R$ 7,35 millones (US$ 1,3 millón). 

Investigaciones realizadas por el Ministerio Público de Goiás señalan que la Asociación Filhos do Pai Eterno (Afipe), con sede en Trindade (GO), dirigida por el padre católico apostólico romano Robson de Oliveira, podría haber lavado activos por R$ 2.000 millones (US$ 357 millones al tipo de cambio actual) en 10 años. 

Las diligencias mostraron el recibo de R$ 20 millones (US$ 3,5 millones) en donaciones por mes y encontraron que parte de los fondos se destinó a la compra de fincas y una casa de playa.

La Operación Vendilhões investiga el uso de al menos R$ 120 millones (US$ 21,4 millones) para la compra de artículos de lujo. 

Aceptando la solicitud del Ministerio Público, la jueza Placidina Pires, del Juzgado de Escritura en Materia de Organizaciones Delictivas y Blanqueo de Capitales, ordenó 16 allanamientos a domicilios vinculados al Padre Robson, incluida la de TV Pai Eterno, que difunde las misas dirigidas por él en todo Brasil.

El padre Robson, de 46 años, tiene mucha influencia entre los católicos en las redes sociales. 

En Facebook, su página tiene 3,9 millones de seguidores. 

El religioso niega los cargos de fraude y dice que probará su inocencia. 

La defensa

La salida del padre Robson fue informada por la Arquidiócesis de Goiânia. En la nota, firmada por el arzobispo de Goiânia, Dom Washington Cruz, la arquidiócesis informa que la asociación contratará una “firma de auditoría externa, con el fin de realizar una investigación amplia y profunda de los documentos y datos relacionados con Afipe”.

En un video publicado en Internet, Robson dijo que dejó el mando de la organización para colaborar con las investigaciones. 

“Siempre he estado y sigo estando a disposición del Ministerio Público. Por ello, mi solicitud de remoción me permitirá colaborar con las investigaciones de la mejor manera y con total transparencia para que se confirme que cada donación que hacemos al Padre Eterno - tercios rezados, dinero donado, tiempo, cariño, trabajo empleado en evangelización. - Todo fue, repito, todo empleado en la propia asociación Afipe a favor de la evangelización”, dijo él.

El sacerdote afirma: “Mi camino en esta misión evangelizadora nunca ha sido fácil. Desde el principio, como bien sabes, siempre he cargado muchas cruces”. 

El abogado Pedro Paulo Medeiros, quien actúa en la defensa del sacerdote, dijo que las propiedades mencionadas en la denuncia del MP son parte de las solicitudes de Afipe, cuyas ganancias fueron destinadas a la construcción de la nueva Basílica, la compra de TV Pai Eterno y radios y el construyendo iglesias.