icon

La jugada secreta de Xi Jinping se llama Yangtze

El contaminado río Yangtsé​ (en chino tradicional, «río largo») es el más extenso de China, línea divisoria entre el Norte y el Sur de China. A través de 8 provincias —Anhui, Hubei, Hunan, Jiangsu, Jiangxi, Qinghai, Sichuan y Yunnan—, cruza las ciudades de Chongqing, Wuhan y Nankín., y la región autónoma del Tíbet, hasta el mar de la China Oriental, cerca de Shanghái: 6.300 km, el N°3 más largo del mundo, tras el Amazonas y el Nilo. El río es navegable en una gran parte de su recorrido y los buques transatlánticos pueden llegar hasta Wuhan mientras que otros barcos de menor calado navegan hasta Yichang. El gobierno de Xi Jinping tiene un plan para el delta del Yangtsé: la llave del incremento del mercado interno.

La cuenca del Yangtsé se caracteriza por tener, en los cursos medio y bajo, una gran red de lagos y humedales conectados entre sí y con los tributarios del Yangtsé en una verdadera maraña hidrográfica. Con las crecidas, la comunicación entre estos lagos se facilitaba, y es uno de los factores de la distribución de su fauna, hoy día arrasada por la ausencia de una política ambiental.

El presidente chino, Xi Jinping, se ha comprometido a ejecutar un plan de desarrollo para la próspera región del delta del río Yangtze para mostrar su estrategia de "circulación dual", que se enfocará en hacer que la economía nacional sea más resistente mientras continúa apoyando las exportaciones.

El plan de desarrollo incluye Shanghai y las provincias vecinas de Anhui, Jiangsu y Zhejiang, un área que representa 25% del Producto Interno Bruto de China.

Xi destacó la necesidad de 

> derribar las barreras administrativas, 
> mejorar la coordinación de políticas y 
> permitir un flujo más fácil de tierra, mano de obra, emprendimiento y capital en la región.

"El delta del río Yangtze debe aprovechar al máximo sus ventajas en talento, tecnologías, capacidades de fabricación, cadenas industriales y un gran potencial de mercado para explorar activamente el camino hacia un nuevo patrón de desarrollo", dijo Xi en un simposio en Hefei, la capital de Anhui.

"No solo debe ofrecer productos excelentes, sino también proporcionar tecnologías de alto nivel para respaldar el desarrollo de alta calidad de la nación", agregó.

Xi anunció la estrategia de 'circulación dual' en mayo como una forma de contrarrestar los choques externos y la incertidumbre, incluida una recesión económica mundial causada por la pandemia de coronavirus y la creciente hostilidad del gobierno de USA.

The Gardiner

A pesar de las preocupaciones que provoca una revisión de la política de 'puertas abiertas' (la apertura) del fallecido líder supremo Deng Xiaoping, que se introdujo a fines de la década de 1970 y allanó el camino para el rápido desarrollo económico de China durante las últimas 4 décadas, Xi Jinping planifica cómo enfrentar el nuevo escenario, agotada la globalización.

Beijing ha hecho hincapié en que seguirá abriendo su mercado interno a empresas e inversores extranjeros, pero aún no está claro qué tan viable será la estrategia.

La provincia de Anhui, que tiene una población de 70 millones y es la 11ma. economía más grande de China, fue incluida en el plan de desarrollo en diciembre 2019, cuando el delta del río Yangtze fue considerado una prioridad de desarrollo nacional.

“La inclusión de Anhui equivale a lo que en la agricultura es una mejora del suelo y su humedad. Con semillas excelentes, las cosechas crecerán mejor ”, dijo Xi, citado por el Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista.

De alguna manera, Xi Jinping pareció aquel personaje “Chauncey Gardiner”, de la novela de Jerzy Kosinski. Se supone, sin embargo, que el Presidente chino tendrá más definida su ambición.

Anhui

Si bien Shanghai continuará liderando la economía de la región, se espera que Anhui participe muy activamente.

Anhui es una de las regiones más pobres a nivel nacional; su economía se basa en la agricultura. Destaca el cultivo de arroz, té verde, té negro, uvas y peras. En su territorio se encuentran también diversas minas de hierro y carbón.

Xi ordenó a las 4 provincias del delta del río Yangtze que comiencen a innovar en áreas clave, como circuitos integrados, ciencia biológica, medicina e inteligencia artificial.

"Los derechos de innovación y desarrollo deben ser tomados firmemente en nuestras propias manos", dijo Xi, en aparente referencia a los esfuerzos de USA para contener el desarrollo tecnológico de China.

Anhui es el hogar de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, así como de empresas tecnológicas como iFlyTek, Hefei Meiling y Hefei Bitland, que recientemente se agregaron a la lista de entidades bloqueadas por el Departamento de Comercio de USA por su participación en presuntos abusos de derechos humanos contra minorías étnicas musulmanas en la provincia de Xinjiang.

El desarrollo económico se ha basado en las regiones costeras durante los últimos 40 años, dijo Liu Xuezhi, investigador principal del Banco de Comunicaciones de Shanghai, y agregó que el énfasis ahora se está desplazando hacia el centro y oeste de China.

Para él, la inclusión de Anhui sugería que Xi tenía la intención de expandir la demanda interna impulsando el crecimiento en las provincias del interior.

La región del delta del río Yangtze registró un crecimiento económico del 0,2% en el 2do. trimestre, mejorando desde una contracción del 5,7% en el 1er. trimestre.