icon

Triste fin de semana para Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba por las llamas

El fuego avanza con la ayuda del viento y la falta de lluvia. Así como afecta al Delta del Paraná hace varias semanas, ahora se sumó la provincia vecina con varios focos. 

La lluvia no llega a las provincias en alerta por el fuego.

El Delta del Paraná es noticia hace varias semanas por los incendios que consumen la flora y fauna a su alcance.

A pesar que no sigue teniendo protagonismo mediático, los focos ígneos siguen latentes y en expansión. Durante el fin de semana incluso se llegó a interrumpir el tránsito del túnel subfluvial entre Paraná y Santa Fe a causa del humo. 

Un accionar similar tuvieron las autoridades del Puente Rosario-Victoria, dónde se cortó el paso de autos y evacuaron la estación de peaje. 

Al mismo tiempo, la provincia vecina de Córdoba sufre una vez más las consecuencias de la quema ilegal de pastizales. Por un lado, un incendio en la zona de Copacabana, en el departamento cordobés de Ischilín, que se fue trasladando hacia otros sectores de la serranía local.

Y también otros dos focos, uno en Cosquín, cerca del cerro Pan de Azúcar y el otro en Despeñaderos.

Aunque la provincia es una región en la que suelen propagarse fácilmente los incendios por el clima y el tipo de vegetación, en este caso "es uno de los incendios más importantes de los últimos años" según comentó el director de Defensa Civil de la Provincia, Diego Concha.

La ruta entre Capilla del Monte y Cruz del Eje (38) permanece inhabilitada debido a la poca visibilidad, y también hay evacuados pero no se saben con exactitud cuántos.