icon

La Convención Republicana en USA comienza con policías contra afroamericanos

Los vecinos se enfrentaron durante la madrugada del lunes 24/08 a la policía en el lugar de una grave agresión de los uniformados en Kenosha, Wisconsin, ejecutada el domingo 23/08, verificable en un video publicado en las redes sociales que muestra a los oficiales que disparan a la espalda de un hombre 7 veces. La policía de Kenosha dijo que una persona fue hospitalizada en estado grave tras un tiroteo (¿tiroteo o fusilamiento?) ejecutado por agentes alrededor de las 17:00 mientras la policía respondía a un "incidente doméstico", dijo el Departamento de Policía de Kenosha en un comunicado. La policía dijo que la persona fue transportada a un hospital en Milwaukee para recibir tratamiento. 

Imagen del video que un vecino hizo con su teléfono de la violencia policial en Kenosha.

Hoy lunes 24/07 comienza la Convención del Partido Demócrata para la proclamación de la candidatura de Donald Trump, buscando su 2do. mandato consecutivo como Presidente estadounidense. En la jornada hablará el hijo mayor del Presidente, Donald Trump Jr. pero también en la jornada se ignora cómo evolucionará la situación en Wisconsin luego de la nueva agresión de policías blancos contra afroamericanos. 

Mientras Jacob Blake siga con viva, la situación es controlable. El problema ocurrirá si Blake fallece. Por ahora se encuentra en un grave estado.

Los oficiales lanzaron gases lacrimógenos en la madrugada del lunes 24/08 para dispersar a cientos de personas que salieron a las calles luego de la grave agresión policial en Kenosha.

La localidad se encuentra en la esquina sureste de Wisconsin a unas 40 millas (64 Km.) al sur de Milwaukee y 50 millas (80,4 Km.) al norte de Chicago. Kenosha está en una orilla del lago Míchigan y junto a la frontera con Illinois.

Varios vehículos fueron incendiados y hubo destrozos a lo largo de las calles de la ciudad mientras las multitudes se enfrentaban a los equipo antidisturbios y los vehículos SWAT, que permanecieron en las calles para alejar a las personas de los edificios de la ciudad a pesar de la declaración de un toque de queda durante la noche. Se utilizó gas lacrimógeno para dispersar a grupos de personas, según los reporteros en el lugar.

En un video publicado en las redes sociale se podía ver a 3 oficiales gritando y apuntando con sus armas a un hombre afroamericano que camina frente a su camioneta estacionada, y que evidentemente no quiere detenerse. Cuando el hombre abre la puerta del lado del conductor y se inclina hacia adentro, un oficial le disparó contra el vehículo. Se pudieron escuchar 7 disparos en el video, aunque todavía se ignora si más de un oficial disparó.

El gobernador Tony Evers condenó la agresión policial contra quien identificó como Jacob Blake, y dijo en un comunicado que “si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primero Hombre o persona negra que haya sido baleado o herido o asesinado sin piedad a manos de individuos en la aplicación de la ley en nuestro estado o nuestro país".

El Departamento de Justicia de Wisconsin, que investiga el tiroteo, informó que los policías habían sido puestos en licencia administrativa.

Después del tiroteo, las publicaciones en las redes sociales mostraron a los vecinos reunidos en las calles circundantes y gritando a la policía. Se podía escuchar a algunos coreando “no hay justicia, no hay paz”, mientras que otros parecían arrojar objetos a los agentes y dañar vehículos policiales.

Los antecedentes son George Floyd y Breonna Taylor, para comenzar.

Los manifestantes se dirigieron al Edificio de Seguridad Pública del Condado de Kenosha. Las autoridades bloquearon el edificio, y algunos oficiales se colocaron en el techo mientras los manifestantes marchaban junto a las filas de autos que tocaban la bocina mientras se dirigían al edificio.

Los manifestantes marcharon a lo largo de filas de autos que tocaban la bocina y pudo verse a un hombre rompiendo la ventanilla de un coche patrulla estacionado en la calle. 

El gobernador Evers agregó: "Y nos oponemos al uso excesivo de la fuerza y ​​la escalada inmediata cuando nos relacionamos con los habitantes negros de Wisconsin. Siempre he dicho que aunque debemos ofrecer nuestra empatía, nuestra acción es igualmente importante. En los próximos días, exigiremos solo la de los funcionarios electos en nuestro estado que no han reconocido el racismo en nuestro estado y nuestro país durante demasiado tiempo".

La policía de Kenosha remitió todas las preguntas al Departamento de Justicia de Wisconsin.

El condado de Kenosha declaró un estado de "toque de queda de emergencia", que el Departamento del Sheriff de Kenosha haría cumplir hasta las 7 a.m.