icon

Peligrosas escenas para una guerra civil

Portland, la ciudad más grande de Oregón, USA. Se encuentra junto a los ríos Columbia y Willamette, a la sombra del nevado monte Hood. Es conocida por sus parques, puentes y ciclovías, además de su respeto por el medioambiente y sus microcervecerías y cafeterías. Pero también es el lugar de un creciente enfrentamiento entre blancos y negros.

John Turano (derecha), vestido con el personaje de "Based Spartan", posa con "Tiny" Toese en un mitin el 4 de junio en Portland. (Tom Berridge) Durante dos años, el luchador de derecha Tusitala "Tiny" Toese ha visitado Portland para buscar peleas callejeras con personas que no están de acuerdo con su política. Nunca ha pasado una noche en la cárcel.

El sábado 22/08 por la tarde, más de 100 activistas de extrema derecha, incluidos militantes de Proud Boys, descendió a Portland, Oregon, organizando una manifestación "Back the Blue" frente al Justice Center que alberga la comisaría policial en el centro de la ciudad. 

Entonces, cientos de manifestantes de 'Antifa' y 'Black Lives Matter' se reunieron para oponerse a la extrema derecha.

La gente de la extrema derecha llegó armada con pistolas de paintball, barras de metal, bates de aluminio, fuegos artificiales, gas pimienta, rifles y pistolas. 

Algunas personas de la multitud opuesta de izquierda trajeron piedras, fuegos artificiales y botellas llenas de soluciones químicas. 

Ambas multitudes lucían escudos y cascos.

Ambos grupos pelearon durante más de 2 horas, intercambiando golpes, se dispararon bolas de pintura y lanzaron químicos unos a otros. 

Unos lanzaron fuegos artificiales y bengalas de un lado a otro de la calle. 

Al menos una persona fue golpeada en el abdomen con un dispositivo que brilló y explotó, provocando una hemorragia.

La manifestación fue el acontecimiento siguiente a un evento de la derecha, más pequeño, la semana pasada que terminó con disparos. 

Luego, la policía de Portland arrestó y confiscó un arma a Skylor Noel Jernigan, de 27 años, un activista de extrema derecha que se ha manifestado con frecuencia contra los antifascistas en la ciudad en los últimos años. 

Muchas de las mismas personas volvieron a salir el sábado, incluido Alan Swinney, quien exhibió un arma y apuntó a la multitud contraria.

Los intercambios plantearon nuevas preocupaciones de que la policía de Portland muestra parcialidad cuando trata con activistas de extrema derecha que pertenecen a grupos extremistas como los Proud Boys. 

Mientras se desarrollaban las reyertas, los agentes de policía de Portland permanecían a distancia. Hicieron varios anuncios por altoparlantes, alentando a la multitud a "autocontrolarse para detectar actividades delictivas", incluso cuando la gente golpeaba a otros con palos y al menos 2 activistas de derecha blandían pistolas.

El samoano impune

Los funcionarios de la ciudad, incluido el alcalde Ted Wheeler y las comisionadas de la ciudad, Jo Ann Hardesty y Chloe Eudaly, han pedido una investigación independiente acerca del contacto de la policía con grupos de derecha.

Lo más trascendente de los textos que circulan se refiere al cuidado para que el samoano 'Till' Toese no vaya a la cárcel.

Toese es el manifestante de derecha arrestado con más frecuencia en Portland. 

Sin embargo, con 3 arrestos y 1 citación por escrito, solo ha sido condenado por 1 delito 1 vez porque los fiscales le han pedido a la policía más pruebas y la policía no las ha proporcionado.

Los textos, que WW obtuvo a través de la ley de registros públicos de Oregón, muestran que el teniente de policía de Portland, Jeff Niiya, se comunicaba regularmente con el organizador de extrema derecha Joey Gibson.

WW revisó los archivos de investigación de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Multnomah que incluyen informes policiales, una llamada al 911 y entrevistas con los sospechosos, la víctima y un testigo. 

A pesar de las confesiones de Toese y otro hombre, Donovon Flippo, con Toese el 0i8/06, los fiscales no han seguido el caso.

Mucho antes, el 08/12/2017, Niiya le envió un mensaje de texto a Gibson con una advertencia para Toese, entonces de 21 años, y amigo de Gibson:

"Asegúrate que Tiny se encargue de sus asuntos de la Corte", escribió Niiya. "Me dijeron en la radio del evento de Jamison [Square] que tenía una orden judicial. Les dije que no arrestaríamos a Tiny en este momento. Así que por favor asegúrate de que esté listo antes de bajar".

"Mierda", respondió Gibson, el líder del grupo Patriot Prayer, de Vancouver, Washington. "Él me dijo que estaba OK".

"Solo asegúrate de que no haga nada que pueda llamar nuestra atención", respondió Niiya. "Si todavía tiene la orden de arresto en el sistema (no lo consulté, así que no lo sé personalmente) los oficiales podrían arrestarlo. No veo la necesidad de arrestarlo a menos que haya una razón."

Desastre


"La policía local de Portland está arrestando de manera desproporcionada a personas negras en las protestas en curso contra, entre otras cosas, las desigualdades raciales dentro del sistema de justicia penal, según cifras obtenidas por Courthouse News.

La policía estatal y local en Portland arrestó a más de 550 manifestantes desde que comenzaron las protestas masivas en Portland el 29 de mayo, provocadas por la indignación por el asesinato policial de George Floyd en Minneapolis. Los negros representan el 11% de los arrestados, casi el doble de la tasa de población negra de Portland.

Y aunque es posible que los negros asistan a las protestas del movimiento por las vidas de los negros a tasas más altas que su porción de la población de Portland, los expertos en justicia penal dicen que ese factor por sí solo no explica su mayor probabilidad de arresto.

"Es muy poco probable que una disparidad tan alta sea el resultado de la composición de los manifestantes o de la actividad delictiva", dijo en una entrevista el Dr. Mark Leymon, profesor de criminología en la Universidad Estatal de Portland. "Las investigaciones muestran que las personas de color no tienen más probabilidades de cometer delitos, especialmente en este contexto".

Según las estimaciones más recientes de la Oficina del Censo de EE. UU., Había alrededor de 37,975 personas negras viviendo en Portland en julio de 2019. Eso es el 5.8% de las casi 655,000 personas de Portland. Los blancos suman aproximadamente 461,592, o el 70% de la población de la ciudad. 

En las protestas entre el 29 de mayo y el 13 de agosto, la policía local arrestó a 429 blancos, 61 negros, 36 hispanos, 11 asiáticos o isleños del Pacífico y un nativo americano, según cifras proporcionadas por la Fiscalía de Distrito del Condado de Multnomah. La policía no clasificó trece de los arrestos realizados durante ese período.

La comparación de las cifras de arrestos de personas blancas y negras con sus cifras de población muestra que las personas negras tienen 1,73 veces más probabilidades (casi el doble) de ser arrestadas en las protestas de Portland que las personas blancas. Ese cálculo, llamado índice de tasa relativa, es una forma común de mostrar disparidades raciales.

Dicho de otra manera, para que los arrestos que realizó la policía se distribuyeran equitativamente entre los blancos y negros, tendría que haber 173 negros presentes por cada 100 blancos en las protestas de Portland. No se dispone de datos exactos que muestren la división racial entre los manifestantes. Pero la proporción descrita anteriormente no coincide con la abrumadora presencia de personas blancas en más de 80 noches de protestas a las que asistieron multitudes que van desde cientos hasta miles."