icon

Tener una huerta sin suelo, ¿es posible?

Este método de cultivo no requiere mucho espacio, es más económico y se puede implementar en cualquier patio, balcón o terraza. 

Suelen denominar al método como la "agricultura del futuro".

El imperativo de la sustentabilidad, el tiempo disponible en casa durante el confinamiento y la popularización de la alimentación vegana dieron impulso a la tendencia en huertas urbanas. 

En algunas ciudades este método sin tierra se ve en jardines verticales que adornan edificios y paredes completas.

Se trata del cultivo hidropónico, un sistema que tiene lugar en 25 mil hectáreas de tierra en el mundo. 

Como la palabra lo indica, este método consiste en el uso del agua y otros reemplazos de la tierra para el crecimiento de vegetales. Hay diversas tecnologías y tipos ya que es una práctica antigua. 

Además no atrae parásitos ni bacterias, no tiene problemas de erosión y tampoco necesita pesticidas. Por estos motivos, es posible implementarlo en cualquier casa o departamento. 

¿Qué se necesita?
  • Un espacio que reciba alrededor de 6 horas de luz al día.
  • Un recipiente con una profundidad de 20 a 30 cm, preferiblemente de color oscuro para que la luz no dé en la raíces.
  • Una bomba de aire, como las que se usan en las peceras, para mantener el agua limpia y oxigenada.
  • Una solución nutritiva, casera o comprada.
  • Sustrato(cascarilla de arroz, arena de río, aserrín de maderas blancas, etc) que también se compra y es económico. 
  • Semillas o plantines.
  • Un tapón de goma o plástico
  • Una tabla, mesa o plancha de telgopor con agujeros en la medida de los recipientes

¿Qué se puede plantar?

Verduras de hojas verdes: lechuga, acelga, espinaca, rúcula.
Otros vegetales: berenjenas, cebollas, verduras de la familia de los coles, pimientos, etc
Arómáticas: Romero, albahaca, orégano, perejil, tomillo, manzanilla, etc
Frutas pequeñas: frutillas, cerezas, arándanos, etc

Existen cientos de ideas para poder implementarlo según el tiempo que se disponga, las cualidades del despacio, y los recursos materiales a reciclar. Además puede ser un pasatiempo que potencie la creatividad