icon

Groenlandia se derrite a un punto sin retorno

La isla perdió 1 millón de toneladas de hielo por minuto en 2019, mucho más de lo que logra reponer. 

Los glaciares de Groenlandia perdieron 1 millón de toneladas de hielo por minuto el año pasado, lo que significó 532 mil millones de toneladas.

Estos números suponen un aumento del 15% respecto a años anteriores y revirtieron la tendencia positiva que se venía observando entre 2017 y 2018.

Hasta la década de los 90 la nieve acumulada sobre los glaciares y el hielo derretido sobre los océanos estaban equilibrados. Actualmente el desajuste es muy profundo.

Así lo reveló un estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos y publicado ayer en la revista Communications Earth & Environment (Nature).


Consecuencias 

Uno de los puntos más preocupantes del descubrimiento es que podría devenir en un aumento exponencial de los niveles de mar, ya que desde 2005 a 2017 causaron de 3,5 milímetros anuales más. 

Esta situación pone en peligro poblaciones costeras por inundaciones y erosiones. 

Además afirman que a este punto no hay retorno, es decir que aunque el calentamiento global se detenga, el deshielo continuaría. 

Los especialistas afirman que la pérdida de hielo es “sin precedentes” y para corroborarlo usaron datos de 2013 a 2019 de las misiones espaciales GRACE (Experimento Climático y de Recuperación de la Gravedad) y GRACE-FO.

El panorama no es positivo, debido a que entre 2003 y 2006 se derritieron  alrededor de 255 gigatoneladas (millón de toneladas) de hielo por año.