icon

Los efectos negativos del café en tu salud

Si alguna vez sentiste inflamación luego de tomar una taza de café, aquí pueden estar las respuestas. 

En promedio, a nivel mundial una persona consume 1,3 kilos de café al año. Los finlandeses, noruegos y suecos son los que marcan el mayor índice ya que toman entre 8 y 12 kilos.

El café suele ser requisito indispensable para muchos al comenzar el día. También es un acompañante esencial a lo largo de la jornada de trabajo debido a sus propiedades estimulantes del sistema nervioso. 

La baja dosis calórica y la capacidad de generar saciedad pueden ser buenos aliados si lo que se busca es disminuir de peso. 

Sin embargo, al observar más de cerca esta bebida ancestral, pueden advertirse algunos riesgos detrás de su calidad de antioxidante, su olor y sabor.

Al ser diurético pueden presentarse una larga lista ventajas y desventajas dependiendo del individuo que lo consume. 

En primer lugar, no permite que los nutrientes de la comida se lleguen a absorber en su totalidad. 

Además, muchos creen que al provocar espasmos es un buen remedio para el estreñimiento pero es un mito ya que no ataca el origen del problema. Incluso puede ser contraproducente porque a largo plazo genera deshidratación y heces más duras.

Otra característica del café es que estimula la producción de líquidos estomacales aunque no se haya consumido ningún alimento, lo que provoca distensión y dolor. Por eso es primordial comer antes. 

Por otro lado, a pesar que es estimulante, con el tiempo el organismo se vuelve tolerante y las personas ya no sienten los efectos energéticos. 

Algunos estudios también confirmaron su asociación con un mayor riesgo de osteoporosis y otras enfermedades óseas. Otras investigaciones lo relacionan a problemas cardiovasculares como infarto de miocardio e hipertensión.