icon

China acelera su moneda digital

La prueba piloto del yuan digital, realizada en las ciudades de Suzhou, Shenzhen, Xiong’an y Chengdu, se ampliará a más ciudades del norte, centro y este de China, y serán respaldadas logísticamente por los 4 distritos con experiencia previa. La iniciativa consta de una app móvil en la que se puede almacenar y comercializar utilizando el nuevo activo, que quiere estrenarse globalmente en los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, en Beijing. Se espera que el diseño de las políticas de aplicación, uso y almacenamiento del nuevo DCEP concluyan antes que concluya 2020.

Los medios de comunicación chinos locales han informado de que el DCEP se está desplegando para pruebas a gran escala en toda la zona de la bahía de Hong Kong. Y para abarcar muchas de las regiones más prósperas de China, como la capital Beijing y las cercanas provincias de Tianjin y Hebei en el norte; el delta del río Yangtsé en el sur; y, a lo largo de la rica costa meridional de China, la provincia de Guangdong y las ciudades vecinas de Hong Kong y Macao.

China acelera su sistema de Pago Electrónico en Moneda Digital, o DCEP por sus siglas en inglés.

El Ministerio de Comercio de China anunció sus planes de extender las pruebas piloto de DCEP en curso. Según el comunicado oficial, estos ensayos de CBDC cubrirán Beijing, Tianjin, Shenzhen y Suzhou y otras localidades.

Otras regiones involucradas en la prueba incluyen Macao y Hong Kong. Aparte de estas ciudades importantes, también participarán en el programa algunos municipios rurales.

Hay marcas de restaurantes y comida rápida que ya se están asociando al pago electrónico en moneda digital (DCEP) chino que coordina el Banco Popular de China (PBoC), según The Wall Street Journal. 

McDonald's, Subway y Starbucks forman parte del grupo de prueba. 

Los principales bancos chinos están implementando billeteras de prueba.

100% centralizada 

Los gigantes del comercio electrónico como DiDi Chuxing y Meituan-Dianping son los siguientes en la fila para ver cómo interactuará el DCEP con sus respectivos 550 millones y 650 millones de usuarios. 

Los siguientes son los gigantes de las telecomunicaciones, incluido Huawei.

El 05/08 se informó que un grupo de bancos comerciales estatales de China realizaron pruebas internas de una wallet o monedero para monedas digitales.

Durante el último mes, varios informes han estado promocionando que el Banco Popular de China, PBoC por sus siglas en inglés, podría desafiar el mercado del dólar estadounidense y perturbar el mercado mundial de pagos. 

DCEP es una amenaza para el dominio del sistema de transacciones transfronterizas SWIFT, ya ineficiente en comparación con las transacciones criptos instantáneas.

La producción de este vehículo estará completamente centralizada. El PBOC determinará la tasa de producción sin ningún mecanismo limitante. El PBOC tendrá visibilidad de todas las unidades conectadas a Internet o que se hayan realizado transacciones a través de Internet. Podrán verlo, recuperarlo o destruirlo a su antojo. 

El gobierno chino no está defendiendo el aspecto del anonimato de las criptomonedas, y por lo tanto, el yuan digital no podrá ofrecer muchas de las mismas características de anonimato y privacidad que Bitcoin y otras altcoins poseen actualmente. 

Sin embargo, los banqueros centrales chinos han prometido proteger la privacidad de los usuarios y han declarado que la intención principal del DCEP es reemplazar parte de la base monetaria de China o el ya poco común dinero en efectivo que está en circulación.

Zona de Moneda Electrónica

China ya está evolucionando hacia una sociedad sin efectivo. Las plataformas de pago móvil como Alipay y WeChat Pay están en todos los teléfonos móviles de los consumidores y son aceptadas por los comerciantes de todo el país.

Pero DCEP todavía un largo camino por recorrer para construir una base de datos de información lo suficientemente grande como para monitorear el flujo de capital, tal como sí lo tienen Alipay y WeChat Pay. 

Una vez que se implemente DCEP, algunos creen que la moneda digital bien podría reemplazar todo el efectivo de China en circulación.

"Y si no fuese así, su competitividad en el mercado podría ser problemática", dijo Wang Yongli, ex vicepresidente del Banco de China, en una publicación reciente de la mensajería instantánea WeChat.

DCEP facilita "la creación de una 'zona de moneda electrónica' denominada en yuanes / renminbis que reducirá la interferencia de la política exterior. 

Además, la trazabilidad de DCEP permitirá al Banco Popular de China recopilar más información sobre los flujos de dinero y permitirá al banco central realizar mejores políticas monetarias.

Todavía no está claro cómo la tecnología Blockchain influirá en el despliegue del yuan digital, según Yifan He, CEO de Red Date Technology -la firma de arquitectos detrás del proyecto de la Blockchain Service Network de China, o BSN-.

El impacto

"Hay dos capas: Una capa del banco central y una capa del banco comercial. La del banco central es definitivamente un sistema centralizado. Algunos bancos comerciales podrían usar tecnología Blockchain para liquidar y hacer circular el yuan digital, pero no está claro cuán ampliamente se adoptaría la Blockchain una vez que el DCEP se ponga en marcha", agregó.

También opinó que durante sus fases iniciales de despliegue, el DCEP tendrá un alcance muy limitado de utilización, muy probablemente a nivel de persona a comerciante y/o de persona a persona. 

Él dijo que si ese fuera el caso, especialmente desde la perspectiva del usuario final, la utilidad general del yuan digital no sería diferente de la de otras plataformas disponibles como WeChat Pay o Alipay:

"El DCEP sólo tendrá un impacto visible en la economía local una vez que se lleven a cabo las transacciones de empresa a empresa y de empresa a persona. Pero esta implementación implicará muchos cambios, como los impuestos y las liquidaciones bancarias. No creo que veamos que eso se haga en un período corto".

"Dado que el RMB (renminbi) no se puede cambiar libremente en los mercados de divisas del mundo, no tiene sentido considerar el impacto del yuan digital a nivel internacional, especialmente cuando sólo se trata de transacciones entre particulares. Si un comerciante de fuera de China acepta el yuan digital, debe tener cuentas (cuenta de cartera y cuenta bancaria) en un determinado banco comercial chino, y sólo pueden volver a convertirlo a RMB, y luego convertir el RMB a las monedas locales a través de una sucursal local de un banco chino", dijo a Cointelegraph una persona cercana al proyecto.

Sin embargo, la fuente añadió que a medida que se realicen las transacciones entre empresas, el desarrollo tendrá algunos beneficios para las empresas internacionales que hacen negocios directos con empresas chinas.

Otras naciones que están experimentando proyectos similares son Ucrania, Suecia, Uruguay, las Bahamas y Corea del Sur. 

Desafiando a USA

Un propósito el nuevo DCEP es desafiar la hegemonía financiera estadounidense. 

Pindar Wong, líder en la intersección de la comprensión e influencia de la tecnología global y las infraestructuras comerciales (como la ICANN y el Belt and Road Blockchain Consortium), se refiere a las finanzas de USA como su armamento. 

Los visionarios, entre ellos el citado Wong, han postulado que la sofisticación de la nueva moneda digital de China podría permitir formas de actividad económica de siguiente nivel, caracterizadas por empresas autónomas autopropietarias y contratos autoejecutables. 

Pero, en general, el objetivo principal es el control de las personas y el entorno monetario. Y con los principales bancos, minoristas de comercio electrónico, proveedores de telecomunicaciones y plataformas de pago trabajando para ayudar al gobierno a implementar este próximo nivel de moneda, ese objetivo casi con certeza se logrará en muy poco tiempo para fines de 2020.