icon

Subte: Línea C funciona por ahora, pero es un desastre

Ya está operando la línea C del Subte, aunque con bastante demora y -como consecuencia- hay enormes filas de pasajeros, en medio de una jornada helada, a la espera de las formaciones. Si bien algunos medios habían reseñado que seguía interrumpido el servicio, los últimos reportes de tránsito confirmaron que sí estaba funcionando la línea, la cual estuvo paralizada ayer por un conflicto gremial. Más detalles.

Desde la Agtsyp dijeron ayer: "No hay un paro, lo que sucede es que la empresa Metrovías decidió cambiar los diagramas, mandando más gente a trabajar hoy (18/08) innecesariamente". Foto: Télam

La línea C del Subte funciona, no a su ritmo habitual, pero sí está operativa. Al menos, por ahora.


Y es que ayer estuvo interrumpido el servicio durante todo el día por un conflicto gremial. Hasta la noche no se sabía si funcionaría hoy la línea.

Sin embargo, al menos hasta esta hora 9:30 am, han estado operando las formaciones, aunque con demoras de 20 mintutos, lo que ha generado una larga fila de pasajeros a la espera del servicio.

No olvidemos que hoy la temperatura estuvo en 6° en la mañana, lo que traduce la espera en todo un reto y la situación en un desastre, cuando se trata de estar en medio de una pandemia con mayor incidencia en el invierno.

Las razones del conflicto

Metrodelegados acusan a Metrovías de la interrupción del servicio de ayer, 18/08. Metrovías acusa a metrodelegados de haber estado en paro.

Ahora bien, la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) emitió un comunicado en el que acusan al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, SBASE y Metrovías de intentar “generar situaciones en el ámbito del subterráneo que aumentan la exposición y, por lo tanto, el riesgo de los trabajadores de contraer covid-19”.

Mientras, desde Metrovías indicaron que en en la Línea C  "se implementó un régimen de trabajo en el marco del protocolo de menor cantidad de horas para que los trabajadores lleguen a su puesto de trabajo, desempeñen sus funciones y se retiren, como medida preventiva para evitar los contactos directos en las salas de descanso y lugares comunes". 

Mientras tanto, los pasajeros corren con las consecuencias.