icon

China cree que Japón es el Sexto Ojo

Global Times, al igual que Diario del Pueblo, pertenece al Partido Comunista Chino. Es un fundamento para darle trascendencia al siguiente texto publicado por el matutino de Beijing. China y Japón mantienen diferencias históricas quizás irreconciliables. Más o menos como entre Japón y Corea (ambas Corea). Japón es un aliado de USA y de Taiwán. China es un amigo de Rusia. Japón integra el G7, de los países más desarrollados, y China el BRICS, de los emergentes. La desconfianza crece en tiempos de la nueva Guerra Fría y es mutua. Descripto el contexto vamos al detalle:

Enorme y permanente desconfianza entre China y Japón: el pasado abunda en cicatrices y heridas que permanecen abiertas.

Wang Guangtao, autor de este análisis en Global Times, es  investigador asociado en el Centro de Estudios Japoneses de la Universidad de Fudan;

"Las perspectivas de Japón de convertirse en miembro de la alianza de intercambio de inteligencia "Cinco Ojos" han sido objeto de acalorados debates. Con la intensificación de la competencia estratégica entre China y USA, el país de América espera contener a China en términos de inteligencia e información.

Los "Cinco Ojos" es tradicionalmente una alianza de intercambio de inteligencia que consta de cinco países "anglosajones". 

Pero USA desempeñó un papel vital en el enfrentamiento entre USA y el Reino Unido contra la ex Unión Soviética y otros países socialistas durante la Guerra Fría.

Y, sin embargo, hoy, Japón evoca recuerdos de la Guerra Fría, profundamente condenada al enviar el mensaje de que, posiblemente, podría unirse a esta nefasta alianza.

De hecho, no es nuevo para Tokio querer sintonizar con la alianza. Hace dos años, Estados Unidos se acercó a Japón ante la crisis nuclear en la península de Corea. Washington expresó su voluntad de fortalecer la cooperación entre los "Cinco Ojos" y Japón, Corea del Sur, Francia y Alemania.

Sin embargo, la relación entre Corea del Sur y Japón se ha deteriorado debido a cuestiones económicas e históricas y fue difícil incluir a ambos en la alianza "Cinco Ojos".

En 2020, la competencia estratégica entre China y USA continúa intensificándose. Esto ha obligado a USA y el Reino Unido a acercarse a Japón una vez más y unirse contra China, el objetivo común de estos países.

A finales de julio, el ministro de Defensa japonés, Taro Kono, dijo que Japón agradecería recibir una invitación para unirse a la alianza de inteligencia Five Eyes.

Posteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, visitó el Reino Unido. Se desconoce si la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de Japón y el Reino Unido ha cubierto el tema de "Five Eyes".

Pero, dadas las recientes críticas de Gran Bretaña a la Ley de Seguridad Nacional de China para Hong Kong, no sería tan sorprendente que Londres contara con Tokio para proporcionar inteligencia contra Beijing.

No hay duda de que en el futuro, Japón ampliará los intercambios de inteligencia con Gran Bretaña, Australia y otros países.

Sin duda fortalecerá sus relaciones militares con Estados Unidos.

Por ahora, Japón ha establecido el mecanismo de diálogo "2 + 2" (diplomacia más seguridad nacional) con 7 países, incluidos 3 países del "Five Eyes" (Estados Unidos, Reino Unido y Australia). Esta es la base sobre la cual Japón podría profundizar la cooperación con estos países con respecto al intercambio de inteligencia.

Sin embargo, no significa, necesariamente, que Japón se unirá a la alianza "Five Eyes" liderada por Estados Unidos y se convertirá en un "Sexto Ojo".

En primer lugar, la alianza "Five Eyes" fue formada originalmente por países de habla inglesa. Una vez que Japón se una a la alianza, los países que afirman las mismas ideologías, como Corea del Sur, Alemania, Francia e Italia, tendrán todos los motivos para participar en la alianza también.

Para una organización que comparte inteligencia, más miembros significa más acceso a información diversa. Pero también significa un mayor riesgo de exposición. Agregar a Japón a la alianza como un "6to. ojo" no es simplemente una cuestión de agregar un nuevo miembro. También implica la reorganización de los sistemas operativos y de lenguaje. Está más allá del círculo central de "Five Eyes" y presumiblemente no es lo que esperaban las naciones fundadoras.

En segundo lugar, ya sea "Cinco Ojos" o "Seis Ojos", una alianza así recuerda al mundo la Guerra Fría. En esos horribles días, los países se vieron obligados a tomar partido y enfrentarse entre sí.

Estados Unidos ha enviado previamente invitaciones a Alemania y Francia, incluso como naciones "libres y democráticas" y miembros de la OTAN, los dos países en revolución no expresaron mucha intención de unirse a la alianza. Por lo tanto, la respuesta activa de Japón podría no ser reconocida por toda la comunidad internacional.

En tercer lugar, Tokio no ha llegado a un consenso al respecto. Parte de Japón nunca ha dejado de pedir autonomía estratégica.

Sin embargo, la integración de su propio sistema de inteligencia en los "Cinco Ojos", sin duda, subordinará aún más a Japón a Estados Unidos. Además, la política de Japón con China difiere de la de los otros cinco países.

Es decir: Toma precauciones contra China, pero también necesita coordinación con China. Los "Cinco Ojos" tienen un claro objetivo de "contener a China". Obviamente, este es un dilema para Tokio. Al final, Japón necesita sopesar entre los beneficios que reporta unirse a la alianza y las pérdidas causadas por el deterioro de las relaciones entre China y Japón.

Para China, lo que más importa no es el número de "ojos" en este sistema.

En términos de intercambio de inteligencia, el contenido siempre cuenta más que la forma. Incluso si Japón aún no se ha convertido oficialmente en un "sexto ojo", en esencia ha fortalecido la cooperación con los estados miembros. China debe estar completamente alerta y preparar contramedidas completas."