icon

Para que la ayuda llegue a pymes y hogares, China pasa por arriba a las provincias

En la 1ra. reunión regular del gabinete de ministros de China en 3 semanas, el primer ministro Li Keqiang reclamó a los gobiernos locales asignar rápidamente el apoyo financiero del gobierno central a empresas y hogares, según un comunicado oficial publicado en línea. En especial, el Consejo de Estado de China ha reiterado la necesidad urgente de canalizar el alivio fiscal y el crédito bancario a las pequeñas empresas, mientras Beijing continúa recuperando la salud de su frágil economía después del impacto del coronavirus.

1er. ministro Li Keqian (der.), junto al presidente de China, Xi Jinping.

El peligro de que las grandes empresas consolidadas se queden con la asistencia financiera del Estado, que en teoría es para las pequeñas y medianas empresas y los hogares, es un tema también en China, no sólo en Latinoamérica.

Desde junio, Beijing promete transferir gran parte de sus fondos de estímulo directamente a los gobiernos de las ciudades y los condados con problemas de liquidez, sin pasar por las autoridades provinciales, intentando que la asistencia llegue a quienes necesita que obtengan la asistencia, no sólo porque es un fundamento de la estabilidad social sino origen de un mayor consumo popular doméstico que precisa la economía.

La política de pasar por arriba a las provincias fue una ruptura con la rutina en China, porque el dinero de Beijing a menudo se filtra a través de una jerarquía fiscal rígida: el gobierno central transfiere fondos a las autoridades provinciales, luego las autoridades provinciales hacen sus propios presupuestos y asignan fondos a los gobiernos municipales y de condado (instancia menor que los municipios).

Sin embargo, el impacto del coronavirus ha llevado a Beijing a adoptar algo más parecido a un modelo de ayuda ante desastres para distribuir rápidamente la ayuda de emergencia.

La reunión presidida por  Li Keqiang fue la 1ra. reunión del gabinete desde el 29/07, lo que indica que las vacaciones de verano han terminado para los consejeros de estado y ministros de China. El Consejo de Estado generalmente se reúne semanalmente, pero tuvo 5 reuniones en julio.

China ha presupuestado alrededor de 2 billones de yuanes (US$ 288.200 millones) para amortiguar el impacto del virus en los primeros 8 meses del año, incluidos 300.000 millones de yuanes en recortes de impuestos y tarifas, dijo el Consejo de Estado. Casi el 98% de los fondos restantes se han distribuido a las autoridades locales.

"En el siguiente paso, debemos guiar a las ciudades y condados para acelerar el proceso de concesión de fondos para ayudar a las entidades del mercado y apoyar los medios de vida de las personas", dijo el comunicado.

El Consejo de Estado prometió tomar medidas enérgicas contra la distribución lenta de fondos y mejorar el seguimiento para garantizar una "contabilidad clara y flujos transparentes". La contabilidad falsa y la malversación del dinero serían castigadas seriamente.

La dependencia de China de múltiples niveles de burocracia para canalizar dinero a las empresas y hogares afectados por la pandemia difiere de muchas economías importantes, incluidos USA y Hong Kong, que han optado por transferencias directas de efectivo a personas y empleadores.

China no tiene una política unificada de alivio del coronavirus, sino que deja que los gobiernos locales decidan quién califica para los subsidios gubernamentales.

El enfoque de Beijing en proyectos respaldados por el Estado y producción industrial para reactivar la economía ha ayudado a China a convertirse en la 1ra. gran economía en volver a crecer en el 2do. trimestre.

Sin embargo, la recuperación del país ha sido desequilibrada, ya que ha habido un apoyo limitado para las empresas y los hogares. En julio, mientras la producción industrial de China continuó expandiéndose, las ventas minoristas se contrajeron.

El Consejo de Estado dijo que el banco central y el sistema bancario comercial de China deben garantizar que fluya suficiente crédito a las pequeñas empresas.

Las tasas de interés más bajas en los primeros 7 meses del año han ahorrado a los prestatarios chinos 870.000 millones de yuanes, dijo el gabinete, agregando que eso no fue suficiente. Beijing continuará “guiando” las tasas de interés a la baja para ayudar a los prestatarios.

A los bancos chinos, que han informado de una caída poco común en las ganancias combinadas durante la 1ra. mitad de 2020, se les ha dicho que reduzcan los cargos y comisiones para los clientes, dijo el Consejo de Estado.