icon

Europa no ingresará más naranjas argentinas por la enfermedad de la "mancha negra"

La decisión fue unilateral y los productores se enteraron ayer. Desde Senasa creen que fue apresurada la medida. y ahora buscarán colocar la fruta en otros países. 

Los cítricos argentinos quedarán afuera de la Unión Europea hasta el año que viene.

La "mancha negra" es una enfermedad que afecta el aspecto de los cítricos pero en ninguna medida su sabor ni se traslada a humanos. Su nombre científico es phyllosticta citricarpa.

Pero la Unión Europea decidió suspender la importación de naranjas argentinas a partir del domingo por toda la temporada debido a la condición de la mercancía. 

Ayer Senasa y otros organismos competentes se mostraron sorprendidos por la noticia, sobre todo porque Europa es el principal mercado de limones, naranjas y mandarinas argentinas. En 2019, por ejemplo, importó 171.872 toneladas de limones, naranjas, mandarinas y pomelos argentinos. 

Productores del norte del país, del norte de Buenos Aires y de Entre Ríos recibieron el duro golpe. Incluso se pidió que no se aplique la medida para las frutas producidas en el NEA pero las autoridades sanitarias europeas terminaron por restringir todo.

Según comentó José Carbonell, presidente de la Federación Argentina del Citrus (Federcitrus) a La Nación, la decisión  de suspender las compras de naranjas argentinas por la mancha negra no estaría motivada precisamente por el hongo sino que es "sospechoso". 

"Estamos sorprendidos de su actitud. No me alcanza para decir que es una cuestión comercial porque en ese país la citricultura ha aumentado en gran manera", añadió. 

Por el momento resta esperar si el cargamento podrá ser vendido en otros países, como sucedió en mayo cuando 30 mil toneladas de limones fueron redirigidos a Estados Unidos, Rusia, China y la industria local.