icon

Nuevos avances en el tratamiento de cáncer de próstata

Los descubrimientos ya fueron aprobados y demostraron reducir el 33% del riesgo de muerte y retrasar la progresión en un 52%. Esta enfermedad es particularmente difícil porque suele darse el diagnóstico cuando ya está en niveles avanzados.  

Uno de cada 9 hombres recibirá un diagnóstico de cáncer de próstata en el transcurso de su vida a nivel global. En Argentina se estiman más de 11.000 casos anuales.

Uno de cada 9 varones recibirá un diagnóstico de cáncer de próstata en el transcurso de su vida, según la Sociedad Americana contra el Cáncer.
En Argentina se estiman más de 11 mil casos anuales, que representan el 20% de todos los tumores malignos en varones y 9% de la totalidad de cánceres del país.

Por otro lado, se cree que en Argentina entre el 4 % y el 50% de los pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas. En este contexto, la ANMAT aprobó un nuevo tratamiento para casos en los que la enfermedad ha invadido otros órganos. 

Se trata de la combinación entre el tratamiento hormonal estándar con la aplicación de apalutamida. Los estudios demostraron que de esta forma se reduce un 33% el riesgo de muerte y retrasa la progresión del cáncer en 52%.  

Este cáncer es uno de los más frecuentes y se origina al formarse células cancerosas en los tejidos de la próstata. Tiene diferentes grados de agresividad según se encuentre localizado o en estadio metastásico

Afecta principalmente a mayores de 65 años y es difícil de prevenir, dado que ciertos factores de riesgo como la edad o los antecedentes familiares no se pueden controlar. Además, otro factor es que este tumor suele crecer muy lentamente y los síntomas no aparecen tempranamente. 

En etapas evolucionadas, los síntomas más frecuentes son: aumento en la frecuencia al orinar, flujo urinario débil, urgencia al orinar (aunque estos síntomas también pueden presentarse en enfermedades benignas de la próstata), sangrado en la orina y dolor pélvico o lumbar.

“Cuando el cáncer de próstata se extiende a otros órganos la enfermedad se considera incurable y las probabilidades de sobrevida se reducen, por lo que contar con nuevas opciones terapéuticas para este perfil de pacientes es una gran noticia, con impacto en la sobrevida global", afirmó Daniel Coppola médico urólogo-oncólogo del Hospital Español y Hospital Álvarez.