icon

Fortnite se revela contra Apple: Un 30% de comisión es demasiado para Epic Games

Fortnite ha desaparecido de la App Store y de Google Play. Epic Games ha querido evitar el pago de comisiones en ambas tiendas, y eso ha provocado que tanto Apple como Google la baneen. El asunto, por supuesto, ha traído inconvenientes y ha provocado una rápida y premeditada respuesta de Epic, que ha demandado a Apple (y solo a Apple) y ha parodiado el mítico anuncio de '1984' para atacar sus prácticas con la App Store.

Las compras en el juego por parte de los jugadores de 'Fortnite' generan ingresos para Epic, pero Apple y Google también tienen una parte.

Google, aun estando implicada, es actor secundario de una situación que lleva años calentándose y que ahora tiene a Apple en el punto de mira. La obsesión por el control de la empresa y sus inflexibles términos con su App Store han ido generando más y más críticas e incluso una investigación por parte de la Unión Europea. Apple quiere que todos comamos lentejas, pero algunos se empiezan a negar en rotundo (o se las comen de mala gana).

El iPhone no planteó una revolución, sino dos. La primera, sin duda, la del propio dispositivo, que planteaba un nuevo formato y una nueva forma de concebir el teléfono como mucho más que un teléfono. La segunda, un año después, fue la App Store.

La tienda de aplicaciones de Apple se convirtió en un imprescindible componente de la experiencia iPhone. Sin ella no era posible instalar nuevo software, y el desarrollo y gestión de ese apartado motivó la creación de una jugosa comisión para Apple, que desde 2008 se ha llevado el 30% de todas las aplicaciones y compras in-app que se han realizado en sus dispositivos con iOS (es decir, iPhone, pero también iPad).

La App Store también se lleva esa comisión del 30% en el caso de las sucripciones a aplicaciones y juegos de la App Store, pero solo durante el primer año: tras ese periodo la comisión baja al 15%.

Esa comisión ha sido objeto de muchas críticas y mucho debate. El congresista David Cicilline, que recientemente lideró el escrutinio a cuatro de las grandes tecnológicas actuales (Apple, Facebook, Amazon y Google), diría tras el proceso en una entrevista que la posición dominante de Apple le permite "cobrar una renta desorbitada -un robo a mano armada, básicamente- intimidando a la gente para que pague el 30 por ciento o negando el acceso a su mercado".

En ese escrutinio público se realizaron algunas declaraciones interesantes sobre los modelos de negocio de estas empresas, y de hecho uno de los congresistas, Val Demings, indicó que debido a su modelo de negocio con la App Store, "temo que las políticas de Apple están sirviendo para elegir ganadores y perdedores en la economía de las aplicaciones, y que las reglas de Apple significan que las aplicaciones de Apple siempre ganan".

Es es de hecho el problema: no hay otra forma de acceder a los usuarios de los iPhone y de los iPad que a través de la App Store, y eso es una realidad tanto para las grandes empresas de desarrollo como para pequeños desarrolladores independientes. Para todos ellos la situación se ajusta al célebre "son lentejas. O las comes, o las dejas".